www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY SE DISPONE A EMPEZAR LAS CONVERSACIONES PARA FORMAR GOBIERNO

El PP gana y logra 52 escaños más que el PSOE, que evita el 'sorpasso' y se mantiene segundo

domingo 26 de junio de 2016, 20:02h
El PP gana y logra 52 escaños más que el PSOE, que evita el 'sorpasso' y se mantiene segundo

Victoria del PP y sorpresa en vez de 'sorpasso'. Son los dos titulares que deja la noche electoral. Con el 100% escrutado, el Partido Popular gana las elecciones con un 33,03% de los votos, que se traducen en 137 escaños.

Segunda fuerza es el PSOE, que logra el 22,66% de los sufragios y 85 diputados. Tercero es Unidos Podemos, que suma con sus confluencias el 21,10% de las papeletas y 71 parlamentarios. En cuarto lugar, Ciudadanos, con un 13,05% de los apoyos y 32 representantes.

Definitivamente, los resultados no coinciden con las encuestas ni con los sondeos a pie de urna, que daban por hecho el sorpasso por parte de la coalición liderada por Pablo Iglesias. Tampoco se esperaba una victoria tan amplia del PP, que tendrá 14 asientos más en el Congreso con respecto al 20D. C’s pierde varios escaños, pero menos de lo que cabía esperar: pasa de 40 a 32.

Con una participación del 69,84%, una de las más bajas de la democracia, la abstención también ha jugado un papel importante en este 26J. Así las cosas, Ferraz se antoja como árbitro en un escenario en el que nadie podrá gobernar sin acuerdos.

Rajoy llamará primero al PSOE

Para poder formar Ejecutivo, el PP necesitará el apoyo del PSOE, ya sea por activa o por pasiva, es decir, con un o la abstención. Una gran coalición en la que podría entrar Ciudadanos.

El resultado de este 26J refuerza al PP, una circunstancia que se reflejó la noche electoral en el balcón de Génova y, unas horas después, la mañana de este lunes, en el llamamiento de Mariano Rajoy. Durante una entrevista en la Cadena COPE, el líder popular ha vuelto a apostar por la gran coalición con el PSOE.

Lo ha hecho explicando que intentará "arbitrar una fórmula de gobierno", y no sólo asegurarse la investidura: "Se necesita un mínimo entendimiento en cuatro o cinco asuntos, y voy a hacer cuanto esté en mis manos para conseguirlo. Hablaré con todas las fuerzas políticas, el primero con el PSOE". En la mente de Rajoy, la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y otras leyes pendientes, así como dar respuesta a los retos y compromisos europeos derivados del Brexit.

De momento, Pedro Sánchez y su equipo, como César Luena, rechazan apoyar a Rajoy, pero muchos dirigentes socialistas, Guillermo Fernández Vara entre ellos, apuestan al menos por dejarle gobernar.

Las opciones de Ejecutivo también pasan por un gran pacto de la izquierda entre los socialistas y Unidos Podemos, que necesitarían el apoyo de los independentistas. A pesar de que los resultados no son los esperados, Pablo Iglesias intentará convencer al PSOE, que, después de las sonoras amenazas de adelantamiento por la izquierda, considera que ha salvado los muebles... a pesar de que cosecha el peor resultado de su historia.

Además, ERC logra 9 diputados (2,63%), CDC mantiene sus 8 representantes (2,01%), el PNV baja a 5 (1,20%), EH Bildu sigue con 2 (0,77%) y Coalición Canaria mantiene su escaño (0,33%).



El PP y su líder salen reforzados

Seis meses después, Mariano Rajoy amplía en 14 escaños sus resultados, y pasa de 123 a 137: si el 20D reunió el 28,71% de los votos, este domingo ha logrado el 33,03%.

Aunque se ha quedado lejos de la mayoría absoluta, fijada en 176 diputados, el presidente en funciones y candidato a la reelección sale reforzado para unas negociaciones que no se antojan fáciles: el PSOE siempre ha mantenido que “nunca” apoyará un Gobierno del PP, una postura que la mañana de este lunes seguía sosteniendo César Luena. Además, el secretario de Organización socialista no ha descartado que Sánchez intente formar Gobierno: "La vocación que tiene el PSOE es cambiar a Rajoy".

Ciudadanos abre la puerta al acuerdo

También habrá que esperar a los movimientos que pueda hacer Ciudadanos, que en campaña aseguró que, llegado el caso, pediría el cambio de líder en Génova. De momento, Rajoy ha reclamado "el derecho a gobernar" y ha vuelto a ofrecer una gran pacto que incluya a socialistas y a la formación naranja.

Por su parte, apenas se conoció el resultado de las urnas, C's emplazó al PP y al PSOE a sentarse a negociar el próximo Ejecutivo manteniendo su condición de que no se ponga por delante de los intereses del país "ningún sillón". Según Albert Rivera, el centro "ha venido para quedarse" y el voto a Ciudadanos será "útil" para regenerar España y afrontar un cambio "a mejor".

Unas horas después, su vicesecretario de Organización, José Manuel Villegas, ha señalado que aunque siguen pensando que Mariano Rajoy no es la persona más adecuada para encabezar un proyecto de cambio, no tienen ningún "veto" y "es el momento de sentarnos a hablar y ver las opciones que existen".

"Tenemos un programa de reformas y de lucha contra la corrupción. Hay que ver si son capaces de defenderlo", ha añadido Villegas, también en la Cadena Cope. "Es el momento de los pactos, del diálogo y de ver si somos capaces de llegar a un acuerdo; si no es posible alcanzarlo, estaremos en la oposición", ha insistido el dirigente de C's.

Sánchez evita el 'sorpasso' con el peor resultado histórico del PSOE

A pesar de que sigue perdiendo peso y logra otro suelo histórico, el PSOE aguanta como segunda fuerza política, con el 22,66% de los votos y 85 escaños. Los de Pedro Sánchez mejoran ligeramente su porcentaje de voto (+0,66%), aunque pierden cinco diputados. El candidato de Ferraz ya ha invitado a Pablo Iglesias a "reflexionar sobre estos resultados": "Tuvo la posibilidad de votar a un gobierno progresista y poner fin al gobierno de Rajoy, pero la intransigencia y el interés personal por encima del interés general ha permitido mejorar los resultados del PP".

Este lunes, día de resaca electoral, también han hablado diversos dirigentes socialistas. Entre ellos, César Luena, que rechaza el apoyo al PP; postura diametralmente opuesta a la de barones como Guillermo Fernández Vara, que apuesta por, al menos, dejarle gobernar.

Mientras tanto, desde Unidos Podemos, Pablo Iglesias ha admitido que los resultados del 26J "no son satisfactorios" ni cumplen sus expectativas: "No solo han sorprendido" a la coalición, ha dicho, sino "a todo el mundo". Además, ha mostrado su "preocupación" por el aumento del apoyo al "bloque conservador" y ha considerado "sensato" que las fuerzas progresistas comiencen a dialogar a partir de los espacios que les unen.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)

+

2 comentarios