www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

INVESTIGAN A ADIF POR UN DESVÍO DE 80 MILLONES DEL TREN A BARCELONA

Catorce directivos del AVE, detenidos por presunta corrupción

martes 28 de junio de 2016, 08:15h
Catorce directivos del AVE, detenidos por presunta corrupción
Ampliar
La investigación arranca en unos informes que la propia Adif llevó a la Fiscalía Anticorrupción.
La trama acusada de inflar facturas en proyectos próximos a la estación del AVE en La Sagrera, mediante dobles mediciones de los trabajos, implica a funcionarios, directivos de compañías contratistas y empleados de empresas que dan auxilio técnico a la obra pública.

Según ha informado la Fiscalía Anticorrupción en un comunicado, la operación, lanzada a primera hora de la mañana de este sábado, comportará 14 detenciones de empleados de esas empresas o entes públicos que han tenido "un papel relevante en la ejecución y certificación de las obras" investigadas, cuyo sobrecoste alcanza los 82 millones de euros.

La Guardia Civil también está llevando a cabo una quincena de entradas y registros en domicilios particulares y en las sedes profesionales de entes públicos y empresas privadas vinculadas a la red, a la que acusa de generar sobrecostes mediante duplicidades en las mediciones de los trabajos realizados.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, los agentes de la Guardia Civil han acudido a las oficinas de las UTE responsables de la construcción de la estructura de la estación del AVE en La Sagrera, de los accesos de la misma y de la plataforma de la línea de alta velocidad en el sector Sant Andreu del tramo La Sagrera-Nudo de la Trinitat, en busca de documentación sobre los proyectos.

En la operación, dirigida por el juzgado de instrucción número 26 de Barcelona a raíz de una querella de la Fiscalía, se investiga si directivos técnicos de las empresas que conforman las UTE inflaron los tres proyectos mencionados con el fin de cobrar por trabajos no ejecutados, con la complicidad de responsables de obra de Adif.

El Ministerio de Fomento adjudicó en 2010 las obras de construcción de la estructura de La Sagrera a una UTE integrada por las empresas Dragados, Acciona, Comsa y Acsa, por 366 millones de euros, y los accesos de la misma a otra UTE conformada por Rubau, Copisa, FCC Construcción y Ferrovial Agroman, con un coste de 222 millones de euros.

A otra UTE, integrada por las empresas Acciona y Copisa, el Ministerio de Fomento le adjudicó en 2008 la construcción de la plataforma de la línea de alta velocidad en el sector de Sant Andreu del tramo La Sagrera-Nudo de la Trinitat, por un presupuesto de 177 millones de euros.

Precisamente, otro sector de este último proyecto se adjudicó por 67,9 millones de euros a la empresa Corsan Corviam, que está siendo investigada a raíz de una operación policial paralela de 2014, también por inflar la facturación de la obra supuestamente con la complicidad de los mismos dos excargos de Adif que han vuelto a ser detenidos acusados de irregularidades similares.


La investigación parte de una denuncia de Adif

La investigación, iniciada en noviembre de 2014, deriva de una denuncia presentada por Adif, que detectó dobles mediciones en tres tramos de las obras del AVE en La Sagrera que reflejaban "diferencias sustancias entre la obra certificada como realizada y la que en realidad se habría ejecutado", sostiene la Fiscalía en su comunicado.

El ministerio público cree que la red habría "emitido de forma reiterada e intencional sucesivas certificaciones de obra con unos importes muy superiores a los trabajos efectivamente realizados por las empresas contratistas".

Concretamente, las obras bajo sospecha son el proyecto de construcción de los accesos de la estación del AVE en La Sagrera, así como el de la estructura de esa misma estación y el de la plataforma de la línea del AVE en el sector Sant Andreu, dentro del tramo La Sagrera-Nudo de la Trinidad.

En su investigación, la Fiscalía Anticorrupción ha detectado además un proyecto complementario a una de las contratas, en que las cantidades también fueron supuestamente infladas.

El ministerio público considera que existen "sólidos indicios" de que el falseamiento de las certificaciones de obra "respondía a la intención de favorecer indebidamente a las empresas contratistas, las cuales habrían estado percibiendo de ese modo sumas de dinero muy superiores a las que realmente les correspondía recibir".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios