www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS NOVIOS DE LAS NUEVAS ELECCIONES

viernes 15 de julio de 2016, 10:50h
Al PSOE, que se arrastra por su nivel más bajo con solo 85 diputados, no le irá mal en las nuevas elecciones...

Al PSOE, que se arrastra por su nivel más bajo con solo 85 diputados, no le irá mal en las nuevas elecciones del 27 de noviembre. Eso aseguran destacados dirigentes del partido. Sobre todo si en el Congreso de octubre se elimina a Pedro Sánchez y se elige como candidata a Susana Díaz. Con la lideresa andaluza, el partido que engrandeció Felipe González, recuperaría una parte sustancial del voto perdido y escalaría cotas por encima de los 120 escaños, relegando a Podemos, es decir al Partido Comunista, a una situación más endeble que la que en estos momentos tiene. Pedro Sánchez hará todo lo que esté en su mano para evitar las terceras elecciones incluso presentándose a una nueva investidura en colaboración con Ciudadanos y apoyado por Podemos y el arco de los partidos secesionistas catalanes y vascos.

Mariano Rajoy contempla sin preocupación las nuevas elecciones. Por lo pronto continuará otros seis meses en Moncloa. Y si reproduce la activa campaña que realizó antes del 26-J, mejorará los resultados dejando a Ciudadanos en una situación precaria.

Claro que luego está el pueblo español cada vez más asqueado de los personalismos y el egoísmo voraz de los partidos políticos. Los dirigentes más sensatos consideran con razón que unas nuevas elecciones fragilizarían la imagen de España en el extranjero y producirían el hartazgo de una ciudadanía cada día más despegada de su clase política.

Parece evidente que, con la boca chica, todos los partidos seguirán proclamando su no a las nuevas elecciones. Más difícil es saber si pondrán los medios necesarios para evitar un carísimo, desgastante, inadmisible nuevo órdago electoral.