www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENSAYO


Leonardo Romero Tobar: Goya en las literaturas

domingo 17 de julio de 2016, 17:05h
Leonardo Romero Tobar: Goya en las literaturas

Marcial Pons. Madrid, 2016. 383 páginas. 28 €.


Por Jordi Canal

“Goya vio con su sordera / la tragedia de su España; / sobre la tierra Dios sordo / sordas de dolor las almas”. Esta cuarteta fue escrita por Miguel de Unamuno, a finales de la década de 1920, en su exilio francés. Forma parte de su Cancionero y habla de trágicas vivencias desde horas trágicas. Para ello acude al gran pintor Francisco de Goya, testimonio y magistral intérprete de una época.

Las alusiones y referencias a Goya y a su obra son muy frecuentes en las literaturas desde su propio tiempo presente hasta hoy mismo, tanto en las españolas como en las de algunos otros países europeos como Francia o Gran Bretaña. El uso del término “goyesco” está documentado desde 1835. Goya se ha convertido, a fin de cuentas, en un auténtico tema literario, seguramente uno de los más productivos de raigambre hispánica, como sostiene Leonardo Romero Tobar en un interesante libro que acaba de ver la luz en la editorial madrileña Marcial Pons, titulado Goya en las literaturas.


Romero Tobar lleva a cabo un repaso crítico y lo más exhaustivo posible de los textos que aluden o convierten en asunto principal a Francisco de Goya, su vida y obra o el proceso creativo del genial artista aragonés. No solamente se trata de identificar el mayor número de ellos, sino de situarlos en su momento. El autor muestra una encomiable erudición. Lleva muchos años recopilando referencias. Dedica dos capítulos a la poesía, otros tantos a la narrativa, uno al teatro y otro, finalmente, a la cinematografía, en el que trata, por ejemplo, de Luis Buñuel y Carlos Saura, sin olvidar el Volaverunt de Bigas Luna o bien Goya, la maja desnuda, una película X de Joe D’Amato. Precede a todas estas páginas un capítulo inicial centrado en la fabricación de este tema literario, en el que se aborda la propia categoría de “tema literario”, la presencia de Goya en los escritores que fueron sus contemporáneos, en los románticos y en los viajeros europeos del siglo XIX, además del impacto del traslado a Madrid de los restos del artista desde Burdeos y del centenario de su muerte en 1928.

Francisco de Goya se convierte, en uno u otro momento y en la pluma de uno u otro artista, en prototipo de artista moderno, en testimonio de una época o en figura de lo aragonés y de lo nacional. Entre los poetas analizados no faltan los franceses Victor Hugo y Charles Baudelaire, el nicaragüense Rubén Darío o los españoles Manuel Machado, Eugenio d’Ors, Concha Zardoya, Leopoldo María Panero, Rafael Alberti, Jorge Guillén –“Tengo un capricho de Goya: / “El dictador cree en Dios”. / Como de su Dios va en pos, / en muchos muertos se apoya.”-, Guillermo Gúdel o Jacinto Luis Guereña. En el teatro sobresalen Emilio Álvarez; la zarzuela Pan y toros, estrenada en 1864; Rafael Alberti y su Noche de guerra en el Museo del Prado; El sueño de la razón, de 1970, de Antonio Buero Vallejo, o, entre otros más, la genial ópera de Michael Nyman, Facing Goya, representada por vez primera en Santiago de Compostela en 2000.


Por lo que a la novela y la narrativa se refiere, Romero Tobar dedica un apartado a Goya en Benito Pérez Galdós, en donde cita innumerables referencias para centrarse sobre todo en El audaz (1871) y en el segundo de los Episodios Nacionales, La Corte de Carlos IV (1873). El Goya que interesaba a Galdós, sostiene el autor, era el pintor de costumbres castizas, el retratista de sociedad y el patriota insobornable. Muchos relatos posteriores de otros escritores abordan también la vida del artista para generar tramas aventureras. Emilia Pardo Bazán y Vicente Blasco Ibáñez, con La maja desnuda, no podían faltar en el libro. Tampoco Ramón J. Sender, Manuel Mújica Laínez o Camilo José Cela. Leonardo Romero Tobar ha construido, en definitiva, un completo fresco sobre la universalidad y la posteridad literaria de Francisco de Goya, un artista que sintetiza a la perfección, como nos dice el autor en las primeras líneas del libro, “la compleja ambivalencia de la modernidad”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.