www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL RIESGO DE LOS NACIONALISTAS

miércoles 20 de julio de 2016, 12:02h
Con los partidos nacionalistas, el PP puede pactar y así lo ha hecho en numerosas ocasiones. Con los partidos secesionistas, no...

Con los partidos nacionalistas, el PP puede pactar y así lo ha hecho en numerosas ocasiones. Con los partidos secesionistas, no. Mariano Rajoy no debe cruzar semejante línea roja porque eso supondría pan a cortísimo plazo y hambre dilatada en adelante. Mientras el PNV no se declare abiertamente secesionista, se puede negociar y acordar con el nacionalismo vasco. Pero tanto ERC como la nueva Convergencia, el Partido Democrático Catalán, se mueven en el secesionismo desenfrenado. Con ambos partidos no cabe otra posición coherente y, sobre todo, decente que el rechazo completo y sin fisuras.

La inmensa mayoría de los votantes del Partido Popular prefieren la unidad de España al bienestar económico. Rajoy se hundió desde 186 escaños a 123 por su absurda política catalana en la que predominó el no hacer nada, la cachaza y la lenidad. Albert Rivera le madrugó. La posterior rectificación de Rajoy, tras la catástrofe del 20-D, le ha permitido recuperar una parte pequeña del terreno perdido. Acuerdos con los secesionistas catalanes, enmascarados o abiertos, despegarían al PP de su electorado.

Se comprende que la tentación es grande porque los votos secesionistas resolverían la investidura sin necesidad de que el PSOE se mojara. Pero la factura a pagar quebraría el crédito del Partido Popular y de su líder Mariano Rajoy. Hasta en política hay unos límites que no se pueden traspasar.