www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SIN APOYOS, DUDA ENTRE PERIODO DE REFLEXIÓN O DISOLVER CORTES

Rajoy, atrapado en la pinza PSOE-C's

lunes 25 de julio de 2016, 16:51h
Rajoy, atrapado en la pinza PSOE-C's
Si el jueves sale del Palacio de la Zarzuela sin el encargo de intentar la investidura por falta de apoyo, España estará ante un bloqueo total.

Un mes después del 26J, en Génova ya no queda ni rastro de la euforia con que se vivió la noche electoral. Los días pasan, el calendario apremia y las posturas de los interlocutores en las negociaciones para intentar formar Gobierno prácticamente se mantienen. Descartada la gran coalición por el “no” rotundo del PSOE, el PP ha logrado que C’s pase de su anunciada negativa a la abstención en la segunda votación de investidura… si es que la hay.

Las negociaciones las está llevando, personalmente y con absoluto secretismo, Mariano Rajoy, que siempre abogó por un estilo diferente al que acabó con la investidura fallida de Pedro Sánchez. Eso sí, mientras el presidente en funciones y candidato negocia, los suyos están volcados en una suerte de estrategia de presión sobre C’s y el PSOE.

Desde hace días, todas las intervenciones públicas de dirigentes populares instan a Rivera a pasarse al “sí”: no hay aparición en la que no digan que “la abstención no es suficiente”, que su postura es “un error” y que, además, la falta de acuerdo en el centro-derecha podría propiciar un Gobierno alternativo de todos contra el PP.

C's pide al PSOE una "abstención técnica"...

Si los populares pretenden el “sí” naranja, es porque estiman que arrastraría al PSOE a una abstención casi ineludible: Rajoy se presentaría en el Congreso con 169 apoyos, a siete de la mayoría, que serían seis si suma el escaño de Coalición Canaria. Si se presenta a la investidura con 170 diputados, “¿quién es el guapo que dice ‘no’?”, se preguntaba hace unos días el socialista Guillermo Fernández Vara.

Pero C’s defiende su posición, habla de una “abstención técnica” e insta al PSOE a seguir sus pasos: “Ya que han cerrado la puerta A, que era un gran acuerdo de partidos constitucionalistas, que no cierren la puerta B, que es un Gobierno en minoría con un Parlamento fuerte”, ha dicho este lunes Inés Arrimadas, que ha recordado que “Ciudadanos y PP no suman”, por lo que “necesitamos que el PSOE sea un partido responsable y se abstenga”. “No va a poder seguir escondiéndose”, tiene que “decidir si piensa en los españoles y facilita que haya un nuevo Gobierno o si nos lleva a unas terceras elecciones”, ha añadido la líder naranja en Cataluña.

Rajoy lo tiene claro: “Yo quiero gobernar y pido que se me deje gobernar”, es el mensaje que lanza, sin ambages, a unos y a otros. Pero sus esfuerzos negociadores están centrados en C’s, según ha desvelado Fernando Martínez-Maillo: “No existe ningún tipo de negociación con el PSOE porque ha expresado de manera reiterada el ‘no’ a Rajoy”. Que el PP haya enviado a Rivera algunos datos económicos para la elaboración de los Presupuestos para 2017 es uno de los pocos reflejos de las conversaciones entre ambos líderes.

Rajoy trata de aflojar la pinza por donde menos aprieta, sabiendo, además, que Ciudadanos es un “partido realista y responsable” que aboga por “buscar soluciones, desbloquear la situación y permitir que España se ponga en marcha”, como ha dicho Rivera en varias ocasiones.

La disposición de Rajoy parece total: “Me reuniré con todo el que quiera y será donde quieran, el día que quieran y a la hora que quieran”, explicó al inicio de un proceso en el que busca con ahínco un acuerdo, ya sea de Gobierno o de investidura. “Si es lo que quieren los demás, el PP gobernará con 137 diputados”, anunció ante la Junta Directiva Nacional de su partido.


... Y José Bono sugiere a Ferraz "abstenerse por España"

El PSOE de Pedro Sánchez sigue instalado en el “no”, aunque cada vez más voces piden una “abstención responsable”. Una de las últimas ha sido la de José Bono, que se ha unido a Felipe González, Alfonso Guerra, Josep Borrell o Emiliano García-Page, sin olvidar el Manifiesto a los diputados electos: “Abstenerse por España”, pidió el ex ministro este sábado en La sexta noche, donde dijo que “si fuera necesario que el PSOE se abstuviera para evitar las terceras elecciones, yo creo que por responsabilidad de país, sin nada a cambio, para pasar a la oposición, liderarla y acabar con la teatralidad de una izquierda populista, para volver a ser lo que fuimos, es lo que tendría que hacer el PSOE”.

Por ahora parece que solo hay dos certezas: sin la abstención del PSOE no hay Gobierno posible y Rajoy está decidido a no ir a la investidura sin el apoyo necesario. “Sería absurdo ir si no se cuenta con votos suficientes para ser investido”, ha dicho Rafael Hernando, portavoz popular en el Congreso, quien ha adelantado que “no vamos a hacer ningún número ni ningún circo”: “Acudiremos si tenemos mayoría suficiente para tener un Gobierno”.

Así las cosas, y mientras tanto, España sigue buscando la fórmula para que se pudieran disolver las Cortes sin que haya candidato. El artículo 99 de la Constitución, en su apartado 5, contempla que “si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones”. Es decir, mientras no haya candidato, no corre el tiempo para una llamada a las urnas.

Horas antes de que Felipe VI abra su ronda de consultas, todos los partidos mantienen las posturas que impiden la formación de Ejecutivo: no hay ningún dirigente de ninguna formación implicada que haya modificado un ápice su posición. Si Rajoy entra el jueves por la tarde en la Zarzuela como candidato y, por falta de apoyo, sale sin el encargo de intentar la investidura, España estará ante un bloqueo total. En ese caso, y atrapado en una pinza, el presidente del PP abrirá un “periodo de reflexión” para “ver qué salida le vamos a dar a esto”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+

1 comentarios