www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

83.993 PARADOS MENOS

martes 02 de agosto de 2016, 11:51h
Hace cuatro años, los dirigentes de CCOO y UGT declararon reiterada y solemnemente que el desempleo...

Hace cuatro años, los dirigentes de CCOO y UGT declararon reiterada y solemnemente que el desempleo crecería en España de forma imparable espoleado por las medidas laborales establecidas por Mariano Rajoy conforme a las exigencias europeas. A los líderes sindicales no se les ha caído la cara de vergüenza por el error cometido. Al contrario, siguen fragilizando el éxito de la reforma laboral.

José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos, demostró al comienzo de la crisis que las exigencias sindicales estaban generando la mitad del paro. CCOO y UGT preferían que cerrara una fábrica antes que aceptar la flexibilización del empleo. Decenas de miles de empresas que hubieran podido subsistir manteniendo una parte de los puestos de trabajo se vieron obligadas acerrar.

Han transcurrido cuatro años desde que Mariano Rajoy estableció las nuevas medidas económicas. El paro se encuentra ya en su nivel más bajo desde agosto del año 2009. En el pasado mes de julio descendió en 83.993 personas y en los últimos doce meses en 363.215. El 9% de disminución del desempleo en cifras interanuales es el mejor dato desde 1999. Y eso con un Gobierno en funciones y una inquietante situación de incertidumbre.

Tenía razón la Comisión Europea. Tenía razón Mariano Rajoy. No se puede gastar indefinidamente más de lo que se ingresa. El reajuste era imprescindible y sus frutos ahí están. Todavía la cifra del desempleo resulta asustante pero se marcha por el buen camino para solucionar el problema, el más grave que padece España.

Ah, junto al descenso del paro en el mes de julio hay que contabilizar que 84.721 nuevos cotizantes engrosaron la afiliación a la Seguridad Social. Solo falta ahora que los partidos salgan de su política de capillitas y campanarios y se pueda dotar a España de un Gobierno estable que consolide la recuperación económica.