www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA MANO TENDIDA DE IGLESIAS O EL ABRAZO DEL OSO

jueves 01 de septiembre de 2016, 11:46h
Pablo Iglesias ha tendido la mano para que Pedro Sánchez intente la investidura con los votos del Partido Comunista...

Pablo Iglesias ha tendido la mano para que Pedro Sánchez intente la investidura con los votos del Partido Comunista, es decir Unidos Podemos, y el de las agrupaciones de extrema izquierda y secesionistas. Esa mano tan abiertamente tendida es el abrazo del oso. El líder podemita anhela alzarse con la representación de la izquierda. Tras pactar el llamado Frente Progresista en diciembre pasado se dio cuenta de que Sánchez no podía vencer la resistencia de los barones del partido y decidió jugar a las segundas elecciones intentado el sorpasso al PSOE.

Ahora extiende la mano y esconde la piedra. Sabe que Sánchez con tal de salvar el pellejo está dispuesto a aceptar lo que sea. Y en el Frente que propone Podemos, está claro que Pablo Iglesias se alzaría con el santo y la limosna. Dirigentes muy cualificados del PSOE harán todo lo posible para evitar el abrazo del oso y conducir al partido, bien a una abstención negociada o bien a un “no” con la ausencia de once diputados.

Todas las informaciones que llegan a mi mesa de trabajo coinciden en subrayar las negociaciones enmascaradas que hombres de confianza de Iglesias y de Sánchez llevan a cabo desde el mes de julio. La pirueta que se pretende es de tal calibre que tiene pocas probabilidades de éxito. Pero en eso están. Pablo Iglesias efectivamente tiende la mano a Pedro Sánchez para en poco tiempo crujirle con el abrazo del oso, mientras las terceras elecciones acechan para deterioro de la imagen de España.