www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POR "DESALIENTO Y VERGÜENZA"

Podemos rompe su acuerdo con el PSOE en Castilla-La Mancha

lunes 26 de septiembre de 2016, 10:45h
Podemos rompe su acuerdo con el PSOE en Castilla-La Mancha
El secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha ha anunciado que la formación morada rompe el pacto de investidura con el PSOE en esta comunidad autónoma por "desaliento y vergüenza" y acusa a Emiliano García-Page de estar "más pendiente de decapitar a Sánchez" que de su comunidad.
El grupo parlamentario de Podemos ha anunciado este lunes que rompe el acuerdo de investidura con el PSOE que dio el Gobierno de Castilla-La Mancha al socialista Emiliano García-Page. "El acuerdo de investidura ha muerto" y "dos son las causas de la defunción: el desaliento y la vergüenza", ha asegurado el secretario general de Podemos de Castilla-La Mancha, José García Molina, en una comparecencia en el Parlamento regional, donde ha leído un comunicado sin preguntas.

En medio de la crisis interna que vive el PSOE y tras el batacazo electoral de los socialistas en las elecciones vascas y gallegas, el acuerdo PSOE-Podemos, que dio a la izquierda muchos de los ayuntamientos y parlamentos autonómicos tras los comicios de mayo, se rompe en Castilla-La Mancha. Un revés importante para un Pedro Sánchez enmudecido desde el recuento electoral de este domingo, que está viendo cada vez más complicado proponer ese Gobierno alternativo a Rajoy en el Comité Federal socialista del próximo fin de semana: desde dentro, muchos de los barones prefieren una abstención socialista que verse abocados a pactar con Podemos y los nacionalistas; desde las urnas, el PSOE ve disminuir sin frenos el apoyo ciudadano y ha cosechado lo peores resultados de su historia en Galicia y País Vasco; y ahora, en el entorno político, su más probable socio de investidura o Gobierno le da la espalda en una de las conquistas de mayo.

García Molina ha señalado que el acuerdo con el PSOE "murió esperando a que una parte de sus valedores le insuflara aliento y vida, esperando a que se hiciera justicia con lo expuesto y lo firmado, pero murió sobre todo por vergüenza al percatarse de la falta de verdad en la palabra dada y firmada por algunos".

García Molina ha explicado que el Gobierno de Emiliano García-Page ha estado actuando "espontánea y unilateralmente durante más de un año, más ocupado en anuncios que en obras, más ocupado en lo que se mueve en Ferraz que en lo que pasa entre las Cortes de Castilla-La Mancha y Fuensalida, más pendiente incluso de decapitar a Sánchez que de dar vida a Castilla-La Mancha".

El PSOE, con quince diputados en las Cortes regionales, gobierna en Castilla-La Mancha con el apoyo de los dos diputados de Podemos, frente a los dieciséis diputados que consiguió el PP en las últimas elecciones autonómicas. En el comunicado que ha leído ante los periodistas, el secretario regional de Podemos, acompañado por el diputado David Llorente y la secretaria de Organización del partido, María Díaz, ha dicho que "no han sido ni el enojo ni el escándalo ante las diferencias de criterio", lo que les ha animado en su quehacer político en la región. "Nunca provocamos una teatralizada guerra de declaraciones y amenazas, no es nuestro estilo, se lo dejamos a otra gente y a otras siglas", ha asegurado.

García Molina ha dicho que Podemos ha sido responsable, dialogante, incluso paciente, pensando sobre todo en lo que era mejor para la comunidad autónoma, pero todo tiene un límite. "El tiempo de espera ya ha terminado y los límites del acuerdo y de la voluntad de este gobierno cada vez se han hecho más evidentes, tan evidentes que ya no podemos ignorarlos", ha indicado. Podemos, más que en "estratagemas o anuncios", confía en "la fortaleza del alma de quien emprende una acción política en favor de la comunidad".

"No creemos que el debate sincero perjudique la acción política, lo que la perjudica es el no entender ni comprender lo que el diálogo tiene que enseñarnos antes de hacer las cosas por cuenta propia", ha señalado Podemos en su comunicado. El secretario regional de la formación morada ha señalado que no pueden ignorar ni sostener por más tiempo "la posición indolente de quien no quiere ni escuchar ni hacer lo que la gente precisa, de quien pretende seguir igual que antes sin asumir que todo ha cambiado, que la realidad, las necesidades y las aspiraciones de la gente ya no son las que eran antes".

"No podemos adaptarnos al paso lento y temeroso de quien no se atreve a superar los límites para salir del más de lo mismo y menos de lo mismo", ha afirmado García Molina. Para Podemos, ha continuado, la restauración de las políticas que este grupo vino a impugnar no es una opción. "Se abre un tiempo de duelo, de reflexión en soledad en el que poder asumir la pérdida y trazar nuevos horizontes. Nosotros seguimos trabajando, pero pedimos a todo el mundo que este tiempo de duelo y reflexión se respete", ha concluido el líder de Podemos en Castilla-La Mancha.

"Estrategia de la dirección nacional"

Por su parte, el PSOE de Castilla-La Mancha ha considerado que la decisión de Podemos "obedece a una estrategia de su dirección nacional para elevar la presión al PSOE de cara a posibles acuerdos de investidura".

El PSOE castellanomanchego ha escrito este mensaje en su cuenta de Twitter, en la que también ha recordado que "hace apenas cinco días", Podemos apoyó el techo de gasto de los presupuestos de la Junta para 2017 en las Cortes de Castilla-La Mancha. "¿A qué se debe este cambio de criterio?", se ha preguntado el Partido Socialista, que también se ha referido a la "división interna que vive Podemos" y que "tiene una evidente derivada" en Podemos de Castilla-La Mancha, "donde han sido claros los gestos de división".

Además, ha criticado que si "Podemos Castilla-La Mancha hace esto aquí en nuestra región, qué no le harán a Pedro Sánchez", en relación a un supuesto pacto entre ambas formaciones a nivel nacional.

Ya en rueda de prensa, el vicepresidente del Ejecutivo castellanomanchego, José Luis Martínez Guijarro ha aseguado que "si alguien quiere utilizar a Castilla-La Mancha como moneda de cambio o rehén por la situación política nacional se equivoca, y mucho".

Martínez Guijarro ha expresado la "máxima sorpresa" del Gobierno tras conocer la decisión de Podemos, con cuyo líder regional, José García Molina, aún no ha podido hablar aunque le ha telefoneado, sin éxito, en dos ocasiones. El Gobierno de García-Page está "convencido" de que la decisión de Podemos se debe a la situación política nacional, no a las "circunstancias" o a la "realidad política" de Castilla-La Mancha, donde hace pocos días PSOE y Podemos han aprobado el techo de gasto para 2017 y el pasado jueves, por citar una fecha, han hablado del presupuesto autonómico para 2017.

Unas acusaciones que ha negado el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha subrayado que esa decisión es exclusivamente un asunto de Castilla-La Mancha. Ha informado de que ha hablado con el máximo responsable de Podemos en esa región, José García Molina, y de que éste le ha explicado que es consecuencia de "un flagrante incumplimiento del acuerdo programático", sobre todo en aspectos como la renta básica o la reversión de los recortes en ámbitos como el sanitario. "Es un asunto que no tiene interpretaciones en clave estatal", ha asegurado ante la pregunta de si se trata de una medida con la mirada puesta en el bloqueo de la situación política en España.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.