www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TIRO CON ARCO

PSOE, Correa, y la doctrina ‘too big to fail’

Dani Villagrasa Beltrán
domingo 16 de octubre de 2016, 20:40h
La doctrina del ‘too big to fail’ –demasiado grande para caer- se impuso durante la crisis financiera de los últimos años, con la lógica contestación popular, y cierto sonrojo político. A ver cómo explicaban las autoridades que había que utilizar dinero público para rescatar grandes bancos y aseguradoras. Pero así fue. Cuando todo comenzó a temblar, los gobiernos prefirieron apuntalar las vigas maestras del ‘sistema’ para que no se viniera todo abajo. Lo que interesaba, por tanto, era ser sistémico, suficientemente grande como para derrumbar la economía entera como un castillo de naipes. Ser grande, antes que ser solvente. Emprender fusiones, aunque en el balance hubiera agujeros negros, sapos y culebras. Para el caso español, véase Bankia.

En aquellos años malos para lo que, ya digo, muchos llaman así, en abstracto, el ‘sistema’, iban rescatándose unos a otros: a veces eran los estados los que rescataban bancos, a veces eran los bancos los que rescataban a los estados, vía compra de deuda pública. Y con esa dialéctica cojitranca se fue salvando el ‘sistema’, esa abstracción que tanto gusta a los estudiantes y a los enterados.

"Esto es una práctica habitual del sistema. Existen muchos Francisco Correa”. Francisco Correa, más enterado que estudiante, se presenta ante el juez así, para justificar las comisiones y los regalos a políticos del Partido Popular, que está viviendo con extrema placidez el juicio por la trama Gürtel, sin inmutarse apenas, viendo cómo su habitual contendiente político se desmorona. Si hay un partido político sistémico, ése es el PSOE. Ha sido el que más tiempo ha gobernado en el periodo de democracia y ahora se enfrenta a uno de sus momento más oscuros. No sé si en este caso será posible aplicarle la doctrina del ‘too big to fail’, y emprender la operación de rescate del centenario partido. Pero cuando Iglesias habla de la crisis del ‘régimen del 78’, sabe cuál es el flanco que debe atacar, porque con el PSOE noqueado, el sistema sí que se tambalea.

Vemos que la doctrina del ‘too big to fail’ no ha quedado para nada obsoleta. Incluso, yo diría que sigue de moda, esta temporada otoño-invierno. El muy sistémico Deutsche Bank, gigante financiero alemán, amenaza quiebra y el Gobierno alemán ya tiene encima de la mesa el espinoso asunto del rescate. EEUU, cuyo Departamento de Justicia se plantea multar a la entidad por su papel en la crisis de las hipotecas subprime, también tiene miedo de desencadenar un nuevo caso Lehman Brothers que termine perjudicándole. Desde aquí, una idea gratis para el Gobierno de Merkel, en caso de que tengan que acudir al rescate del Deutsche: no lo sometan a referéndum.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (5)    No(0)

+
0 comentarios