www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ADMITE QUE CUALQUIER REFORMA DEBE SER FRUTO DEL CONSENSO

Rajoy propone al PSOE y a C's pactos de Estado para "las reformas que necesita España"

miércoles 26 de octubre de 2016, 09:43h
Rajoy propone al PSOE y a C's pactos de Estado para 'las reformas que necesita España'
Ofrece acuerdos en educación, pensiones, financiación autonómica y defensa de la unidad de España.

Mariano Rajoy ha pedido este miércoles la confianza del Congreso para su investidura con un discurso de mano tendida, buscando el diálogo y con mensajes dirigidos a todos los grupos, a quienes ha instado a alcanzar grandes acuerdos en importantes materias, como educación, pensiones o financiación autonómica.

“Tengo asumido que cada día tendremos que construir una mayoría para la gobernabilidad”, ha dicho el líder del PP, que ha ofrecido un gobierno “abierto al diálogo” para l que se ha mostrado dispuesto a “negociar cuanto sea necesario todas las decisiones”. No obstante, el objetivo de Rajoy es conseguir un Ejecutivo “que pueda gobernar, estable, duradero, sólido y tranquilizador”.

A menos de una semana para que se cumpla el plazo legal por el que se convocarían terceras elecciones, y después de más de trescientos días en funciones, Rajoy ha insistido en que España “no admite más demoras”, asume que estamos en una nueva etapa y ofrece diálogo.

Estabilidad política y economía

La voluntad de Mariano Rajoy es mantener el acuerdo con Ciudadanos, pero este miércoles ha vuelto a hacer extensiva su oferta de grandes pactos de Estado al PSOE para “las reformas que necesita España”: “Esto no supone que se fuerce la voluntad de nadie ni que nadie tenga que renunciar a sus principios”, ha defendido.

El candidato popular ha subrayado que hay cuestiones urgentes que abordar, como los Presupuestos Generales del Estado para 2017, “pieza clave” de la política económica, marcada, asimismo, por la obligación de velar por el cumplimiento de los compromisos con Europa.

Rajoy también se ha referido al “reto más grave” que tiene España en estos momentos, el “desafío soberanista en Cataluña”. Y ha reiterado que la primera de sus obligaciones, una vez sea reelegido, será defender la unidad de España y la igualdad de los españoles, para lo que buscará “en todo momento el entendimiento entre los grupos que comparten la defensa de los principios que recogen la Constitución”.

En su discurso, el candidato ha invitado a abordar materias que reclaman “imperiosamente el consenso de todos”. Grandes cuestiones de Estado cuya vigencia “excede de una legislatura” ya que marcan la vida durante generaciones. Empujado por esa responsabilidad, Rajoy ha pedido a los grupos buscar el consenso en materias como pensiones, educación o financiación autonómica.

Rajoy ha destacado la necesidad de trabajar por la sostenibilidad del sistema de pensiones, para lo que ha prometido convocar el Pacto de Toledo de forma inmediata; se ha comprometido a impulsar el diálogo social y convocar a los agentes sociales para analizar medidas que fortalezcan la creación de empleo de calidad; y ha subrayado la necesidad de impulsar un acuerdo sobre financiación autonómica que lleve a un sistema “estable y eficiente”, así como lograr un pacto educativo en seis meses.

Augura "dificultades" y ofrece "sacrificios"

Rajoy mira al futuro, pero no olvida el pasado más inmediato, ese que está a punto de cerrarse: a pesar de la interinidad del Ejecutivo en los últimos diez meses, ha explicado, “España ha mantenido su rumbo”.

No obstante, ha insistido, todo tiene “límite” y hace falta salir de la “inestabilidad”: “El bloqueo político se ha convertido a los ojos de cualquier observador en el mayor riesgo para nuestra economía. Afortunadamente España, por mucho que algunos se sorprendan, es el país que más crece de la economía desarrollada”.

Por todo ello, el candidato del PP se ha declarado orgulloso de que en estos meses se haya comprobado que “España es una democracia madura capaz de seguir en marcha, siempre que las responsabilidades del Gobierno se hayan atendido con antelación”, como hizo su Ejecutivo.

Rajoy también ha aprovechado la sesión para pedir comprensión hacia ciertas políticas que se han tenido que aplicar y que tendrán que continuar vigentes para cumplir con Europa: “En España tenemos que acostumbrarnos a entender que aquellas medidas que algunos rechazan de oficio como indeseables son, precisamente, las que benefician a los españoles”.

En definitiva, una nueva etapa política por delante en la que el líder del PP asume que el diálogo, fundamental, también será difícil: “No sé qué dificultades surgirán en el camino del futuro gobierno. Sin duda no serán pocas ni pequeñas. Mi grupo, mi partido y yo mismo estamos todos dispuestos a afrontarlas y a soportar los sacrificios que sean necesarios”, ha reconocido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.