www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CLASIFICACIÓN PARA EL MUNDIAL 2018: INGLATERRA 3 ESCOCIA 0

Rusia 2018. Inglaterra y Escocia desafían a la FIFA | 3-0

viernes 11 de noviembre de 2016, 22:55h
Rusia 2018. Inglaterra y Escocia desafían a la FIFA | 3-0
Ampliar
La selección de Inglaterra, gracias a los goles de Daniel Sturridge, Adam Lallana y Gary Cahill, derrotó este viernes a Escocia por un contundente 3-0 en el estadio de Wembley y se llevó el 'Derbi de Gran Bretaña' antes de recibir el próximo martes a España.

El partido de selecciones más antiguo del mundo -113 encuentros con el de hoy- estaba marcado, además de por la conocida rivalidad entre estos dos viejos conocidos, por la polémica sobre el 'poppy', la amapola, un símbolo muy respetado en el Reino Unido en recuerdo de los caídos británicos en la Primera Guerra Mundial.

La FIFA advirtió a ambas federaciones que serían castigadas con una sanción económica, pérdida de puntos o, incluso, las dos si los jugadores de los 'Three Lions' y de la 'Tartan Army' lucían el famoso 'poppy' en las camisetas o brazaletes.

Hicieron caso omiso los dos equipos a las advertencias de la FIFA y los 22 futbolistas, además de los entrenadores, lucieron con orgullo la amapola roja en las mangas, en el caso de los jugadores, y en la solapa, en el de los técnicos.

En lo puramente deportivo, Gareth Southgate, que llegaba al duelo después de ganar a Malta (2-0) y empatar con Eslovenia (0-0) en sus dos primeros partidos al mando del equipo, hizo tres cambios con respecto al once que se dejó dos puntos en Stozice: entraron Wayne Rooney, Adam Lallana y Raheem Sterling por Dele Alli, Theo Walcott y Jesse Lingard.

Por su parte, su colega Gordon Strachan, que parece tener las horas en la 'Tartan Army', sacudió el equipo e introdujo ocho modificaciones en relación al once que fue humillado en Eslovaquia (3-0).

Sólo el capitán, Darren Fletcher, el defensa Grant Hanley y el centrocampista Robert Snodgrass sobrevivieron el corte, en un once con la novedad del mediapunta Ikechi Anya como lateral derecho.

No le salió el experimento a Strachan, que desde el principio cedió el balón a Inglaterra y se limitó a buscar algún fallo o un contragolpe esporádico para intentar hacer daño a los locales.

A los ingleses les costó abrir la lata. 23 minutos exactamente, el tiempo que tardó Sturridge en cabecear al fondo de la red un preciso centro desde la derecha de Kyle Walker. Poco antes, Wayne Rooney pudo adelantar a los suyos con un lanzamiento de falta desde la frontal que tocó en la barrera y se marchó a saque de esquina.

No se vio mucho más hasta la segunda mitad, en la que, para sorpresa de los de casa, Escocia empezó enchufada: primero Forrest, con un disparo con la zurda que se marchó fuera por poco, y luego Snodgrass, merced a un zapatazo que blocó magistralmente desde el suelo Stones, tuvieron el tanto del empate en las botas.

Sin embargo, en apenas dos minutos se pasó del posible 1-1 al 2-0, cuando Lallana metió la redonda en el fondo de la red tras una buena jugada colectiva: Sturridge recogió el balón en la frontal, vio como Danny Rose lo doblaba por la izquierda y éste puso un centro preciso que el futbolista del Liverpool cabeceó al palo largo de Gordon.

No dieron respiro los de Southgate y sólo 11 minutos después completaron la goleada con un nuevo gol de cabeza, obra del defensa Gary Cahill tras un córner botado por Rooney. Pudo Raheem Sterling sumarse a la fiesta en el 70, pero su disparo, prácticamente desde la línea de gol, con todo a favor y sin oposición, se marchó inexplicablemente por encima del travesaño.

El carrusel de cambios minó el ritmo del partido y no se vieron más goles en un Wembley que celebró el Día del Armisticio con una goleada sobre sus acérrimos rivales que deja a Inglaterra en lo más alto del Grupo F, con 10 puntos, y casi sin opciones a una Escocia que, salvo milagro, verá por televisión el Mundial de Rusia 2018.


- Ficha técnica:

3 - Inglaterra: Hart; Walker, Stones, Cahill, Rose; Dier, Henderson, Sterling, Rooney, Lallana; y Sturridge (Vardy, m.74).

0 - Escocia: Gordon; Anya (Paterson, m.78), Hanley, Berra, Wallace; D.Fletcher, Morrison (McArthur, m.65), Brown; Snodgrass (Ritchie, m.81), Forrest y Griffiths.

Goles: 1-0, m.23: Sturridge. 2-0, m.50: Lallana. 3-0, m.61: Cahill.

Árbitro: Cüneyt Çakir (TUR). Amonestó a Cahill (m.57) y a Rooney (m.90+1), de Inglaterra; y a Griffiths (m.56), de Escocia.

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada del grupo F de la fase de clasificación de la UEFA para el Mundial de Rusia 2018, disputado en el estadio de Wembley (Londres), ante 87.258 espectadores.

Resto de la jornada

Francia sufrió ante Suecia. La aparición de Paul Pogba y Dimitri Payet aliviaron al conjunto de Didier Deschamps, que se topó con el tanto de Emil Forsberg en el 55. El gol del jugador del Leipzig espabiló al subcampeón europeo, que ejecutó una significativa remontada en siete minutos con dos de sus estrellas. Los tres puntos sitúan a los blues en la cima del Grupo A.

Alemania se dio un festín en San Marino (0-8). La fragilidad local fue aprovechada por el futbolista del Werder Bremen Serge Gnabry para mostrar su eficacia ante el gol. Marcó tres tantos. dos fueron de Jonas Hector. Sami Khedira, que abrió la cuenta, Kevin Volland, que la cerró, y el autogol de Martin Stefanelli firmaron la goleada de la jornada.

Alemania cuenta sus partidos por victorias en el Grupo C, donde también se apresura Irlanda del Norte, que obtuvo un marcador abultado para desplazar de la segunda posición a Azerbaiyán, hasta ahora revelación de la fase (4-0). Kyle Lafferty, Gareth McAuley, Conor McLaughlin y Chris Brunt anotaron.

La República Checa batió a Noruega, que reaccionó tarde en el estadio Eden de Praga. Michael Krmencik abrió la cuenta y, tras el descanso, Jaromir Zmrhal, amplió el marcador. En el tramo final, el jugador del Bournemouth Joshua King firmó el único gol visitante (2-1).

Robert Lewandowski prolongó el buen momento suyo y de su selección. Polonia ganó en el Arena Nacionali de Rumanía para consolidar su dominio en el Grupo E. El atacante del Bayern firmó dos de los tres goles de su equipo. El otro, el primero, fue obra de Kamil Grosicki (0-3).

El cuadro polaco transita con 10 puntos, tres más que Montenegro, que se estrelló ante Armenia, que hasta ahora no había puntuado (3-2). El conjunto montenegrino inició la jornada como líder del Grupo E y en el descanso gozaba de una ventaja de dos goles, firmados por Damir Kojasevic y el atacante del Inter Stevan Jovetic.

Sin embargo, se desmoronó tras el intermedio. Artak Grigoryan y Varazdat Haroyan igualaron el marcador a un cuarto de hora del final. Y en el tiempo añadido, Gevorg Ghazaryan completó la remontada y dio a su país los tres primeros puntos.

Finalmente, Dinamarca se deshizo de Kazajistán, que pasado el cuarto de hora estaba con empate en Copenhague después de que Gafurzhan Suyumbayev equilibrara el tanto local inicial anotado por Andreas Cornelius. Pero la superioridad danesa fue evidente después. Un doblete del atacante del Tottenham Christian Eriksen y un gol de Peter Ankersen dejaron los tres puntos en Dinamarca (4-1).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.