www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Trump, certezas e incertidumbres económicas

jueves 17 de noviembre de 2016, 09:19h
Los medios españoles han señalado el carácter populista de Donald Trump, sensibilizada como está la sociedad española ante la presencia en nuestras instituciones de unos políticos populistas, bien que de otro cariz. Hay, no obstante, un elemento de ese populismo que apenas se ha señalado: Trump ha prometido una rebaja de impuestos, por un lado, y un gran aumento del gasto público en infraestructuras, por otro. La política exterior de Trump le conduce a la rebaja del gasto militar, que es la partida más importante del presupuesto federal, ya que ha anunciado que va a dejar de financiar la factura de la protección de nuestro continente y va a aminorar su protagonismo en la OTAN. Pero esa misma política también se dirige a una mayor presencia en Asia, de modo que su efecto total sobre el presupuesto está por ver. Más gasto, menores ingresos, y el resultado será poner freno a la reducción del déficit de los últimos años.

Este es un resultado sólo probable. Pero hay otro que se puede dar por seguro y del que sólo desconocemos su medida. Trump imprimirá un cambio en su política comercial, y conducirá al país a un nuevo proteccionismo del que saldremos perjudicados todos, pero también su propio país. El cierre comercial y el resurgir del nacionalismo acompañó a la Gran Depresión de los años 30’, con muy graves consecuencias para la economía estadounidense y mundial. Por otro lado, y en la medida en que logre expulsar a los inmigrantes ilegales en su país (recordemos que Obama ha deportado a más de dos millones y medio) y ponga frenos a la llegada, legal o no, de trabajadores, también hará que se resienta su economía.

Su política de nombramientos en la Reserva Federal es también un misterio. Es cierto que la tentación de los tipos bajos es muy poderosa, pero él ha clamado en numerosas ocasiones contra la burbuja creada por la propia Fed. Si opta por nombrar a economistas más ortodoxos, ello tendrá efectos duraderos en la economía del país.

Como resultado de ello, los Estados Unidos pueden enfrentarse a una vuelta a la recesión durante el mismo mandato de Trump. Y este hombre, que tiene una gran ambición personal, no querrá poner en peligro su reelección bajo ningún concepto, y hará lo que esté en su mano para revertirla. Ahora, será fundamental su relación con el Partido Republicano y la posición que tome éste en el Congreso.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios