www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Stephen King: Quién pierde paga

domingo 25 de diciembre de 2016, 18:56h
Stephen King: Quién pierde paga

Traducción de Carlos Milla Soler. Plaza & Janés. Barcelona, 2016. 444 páginas. 23,90 €. Libro electrónico: 12,99 €.

Por Daniel González Irala

Desde que a finales de los 90 el reconocido autor de éxito tuviera un accidente de moto que le serviría para verse aún más involucrado, si cabe, en su idea de la ficción (lo que por otra parte rentabilizó con su relato “Montado en la bala” y posteriormente con su novela Buick 8, un coche perverso) como ente catártico que tiene sus orígenes en sus ya veteranas incursiones en el género del terror, podríamos decir que hay un antes y un después en la producción de Stephen King. Esto quizá se vea solamente en cuanto a estilo, si bien el genio de Maine sabe adecuar cada obra al tono y ritmo que merecen de una manera más que solvente desde bastante antes.

Quién pierde paga, asombrosa y también perturbadora novela, tiene como principal objetivo cuestionar y cuestionarse el papel de la literatura hoy, y lo hace de acuerdo al del lector, un rol apabullante, de tal forma que cuestiones como son la función de éste en la sociedad posmoderna y metaliteraria en la que vivimos, el fanatismo por la escritura de muchos de nosotros (¿de todos?) o la necesidad de figurar ante un público, determinan el estatus de quién quiera llamarse a sí mismo de tal modo.

Todo empieza cuando tres jóvenes armados y con pasamontañas irrumpen en el hogar de John Rothstein, el escritor de moda en Estados Unidos y creador de un emblemático personaje, Jimmy Gold, un tipo capaz de huir de casa de sus padres bien joven para largarse a Nueva York con el único sueño de ser escritor en la maleta, una suerte de Holden Caulfield que traerá a muchos de cabeza. Rothstein tiene escrita la trilogía sobre el personaje y los tres jóvenes se acercan a la casa del octogenario escritor no solo para robarle, sino para reprocharle que Jimmy Gold, al final de la tercera parte, haya ya vendido su sueño de ser novelista por el de dedicarse a la publicidad, lo que sobre todo para Morris Bellany supondrá algo más que una decepción. En cualquier caso, él y sus amigos perpetran el robo de su caja fuerte, donde el autor atesora unos cuarenta cuadernos más (con al menos dos novelas que cierran la serie), y antes de asesinarlo y ni siquiera de saber que va a morir, Rothstein increpa a Bellany por la absurda idea que allí le trae.

Este potente arranque se alterna en capítulos con la vida de Pete Saubers, un joven unido fatalmente a Morris, por más que su identidad es bien distinta. Lo que les une serán esos cuadernos que aparecen enterrados cerca del jardín de la que es su misma casa (Morris vivió allí a finales de los 70 del siglo pasado hasta que tuvo que cumplir condena no por el asesinato del escritor, sino por una violación). Saubers es un estudiante de instituto depauperado por la situación familiar y de crisis económica al que molesta enormemente no tener televisión de pago. Su padre se dedica a negocios inmobiliarios, pero ni siquiera así a la familia le llega para pagarle la Universidad y su carrera de literatura que un profesor le hace ver que es para la que está mejor dotado, dado que realiza una investigación sobre John Rothstein cargada de rigor.

Y resulta que treinta años después, se repite la historia de fanatismo lector en torno a Jimmy Gold, el personaje que popularizó la frase “no hay mierda que importe una mierda”, y en torno al que vivirán una suerte de desdoblamiento del tipo del doctor Jeckyll y míster Hyde realmente terrorífica, solo que al cuadrado.

Dividida en cinco partes, la novela pierde algo de fuelle en el último tercio y consigue recrear a su vez lo que es Stephen King en el cine, ya que si es verdad que el comienzo recuerda a Misery, el segundo acto adopta maneras de La milla verde y el tercero de El resplandor. Podrían ser, a su vez, las tres novelas o historias que a King le hubiera gustado escribir si es que su nombre fuese el de John Rothstein o cualquier otro. Pera esa es ya otra historia. La novela es, a su vez, y en virtud sobre todo de sus personajes principales, la segunda parte de Mr. Mercedes, ganadora del Edgar Award 2015.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios