www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

sin respuesta de la administración

Los defensores del paraje de Numancia prosiguen su lucha

martes 24 de junio de 2008, 12:34h
Académicos y representantes de varias instituciones, entre ellos Martín Almagro, catedrático de Prehistoria y miembro de la Real Academia de la Historia, y María Jesús Peréx, directora del Departamento de Historia Antigua de la UNED, han transmitido su preocupación sobre el futuro del entorno del yacimiento arqueológico. Alarmados por la falta de respuesta de la Administración de Castilla y León, a la que han enviado una carta, ahora plantean avanzar en sus quejas con varias propuestas. Ya han puesto en marcha una recogida de firmas en busca de apoyo dentro y fuera de España, y han planteado una pregunta al Parlamento Europeo. Y ahí no termina su compromiso con la causa, ya que tienen previsto mandar una misiva al ministro de Cultura, César Antonio Molina, y otra a la UNESCO.

El paisaje histórico de Numancia, en el que están emplazados varios Bienes de Interés Cultural, podría dejar de serlo si el plan del Ayuntamiento de Soria y la empresa Gesturcal S.A. sale adelante. La construcción de un polígono industrial es, para lo defensores del paraje, “un asunto nada acertado dado el valor intangible que atesora Soria”.


Desatendidos en Castilla y León
La profesora Peréx ha sido clara al hablar del papel de la Administración en este asunto. “Su interés es nulo”, ha dicho. A pesar de que el comienzo de las obras de la Ciudad del Medio Ambiente está previsto para 2009, la expropiación del polígono industrial Soria II está a punto de llevarse a cabo. Para los firmantes del manifiesto en defensa de este paisaje, el Ayuntamiento de Soria y la Administración “deberían haber tenido presente el antecedente del caso Sagunto, que demostró el desastre en que se convirtió”, explica.

Preocupado por la pérdida irreparable de este entorno, el catedrático Martín Almagro cree que la Administración debería haber planteado el asunto desde otra perspectiva. “Considero que una explotación turística del paraje habría resultado una decisión legítima para que cualquiera pudiera visitar los restos”.

Las muestras de apoyo a la denuncia siguen sumándose día a día. Instituciones de la talla de la real academia de Bellas Artes, las universidades de Bristol y la Sorbona, y personajes como Álvaro de Marichalar ya han estampado su firma en defensa del interés cultural del paraje.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios