www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BREXIT

Londres sopesa penalizar a las empresas que contraten a trabajadores de la UE

Londres sopesa penalizar a las empresas que contraten a trabajadores de la UE

EL IMPARCIAL
miércoles 11 de enero de 2017, 22:18h
La práctica del 'brexit' comienza a aflorar.

Robert Goodwill, secretario de Estado de Inmigración, hizo pública este miércoles una de las directrices que el Ejectuvo británico estaría planteándose toda que vez que fuera efectivo el brexit´. La medida, verbalizada ante el subcomité parlamentario de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, impondría un impuesto a aquellas compañías que decidieran contratar para su plantillas a trabajadores de países miembros de la unión continental.

No obstante, la directriz contempla ejecutar una estructura asimilada a la que deberán aplicar las empresas a partir de abril de 2017 y que impone el pago de 1.152 euros por trabajador extra comunitario reclutado. Además, los dirigentes de Reino Unido reflexionan sobre la posibilidad de incluir en la apuesta el modelo de contratación de los temporeros, es decir, operarios no isleños que serían contratados por un tiempo limitado.

Estas políticas económicas entroncan con uno de los temas nucleares del 'brexit': la inmigración. Sobre este punto, el de la libre circulación de trabajadores de la UE, definido como clave por Bruselas en las negociaciones con la City, no han resultado tan tajantes las autoridades birtánicas, que han esquivado la exposición precisa del sistema al que se adhieren. Fuentes de Interior sí resaltaron que "los británicos hablaron con mucha claridad en el referéndum", en clara alusión a la reclamación de un control propio de la recepción y gestión de migrantes.

El control migrante, catalogado como "necesidad", es referido por dichas fuentes en términos de reducir el flujo hasta "niveles sostenibles". Una portavoz de la primera ministra, Theresa May, se limitó a apuntar que "hay varias opciones que podrían ser consideradas" a este respecto.

Por otra parte, estas declaraciones, que han supuesto un torrente de críticas dentro de las islas, coinciden con el diagnóstico optimista relativo a la salida del Reino Unido de la Unión Europea que ha ofrecido el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, quien ha subrayado que éste ya no es el "principal riesgo" para la estabilidad del sistema financiero británico.


"Hay mayores riesgos a corto plazo en el continente que en el Reino Unido durante el periodo de transición", afirmó antes de aclarar que "en la campaña del referéndum dijimos que era el principal riesgo porque había una serie de posiciones y posibilidades en el sector financiero, cosas que podían haber pasado, que podían haber tenido consecuencias para su estabilidad".

Carney, que señaló la necesidad de llegar a acuerdos trasnacionales desde la esfera financiera, precisó que, desde la votación, "la importancia de la cantidad de riesgos en torno al 'brexit' ha disminuido para el Reino Unido", en otro espaldarazo a la histórica travesía que afronta Gran Bretaña en este 2017.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios