www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ENSAYO

José Luis Pardo: Estudios del malestar

domingo 19 de febrero de 2017, 16:07h
José Luis Pardo: Estudios del malestar

Premio Anagrama de Ensayo 2016. Anagrama. Barcelona, 2016. 296 páginas. 18,90 €. Libro electrónico: 9,99 €.

Por José Antonio González Soriano

El análisis de las “políticas de la autenticidad” que aquí desarrolla el filósofo José Luis Pardo rastrea el nexo que une la política revolucionaria de estirpe hegeliano-marxista con el nihilismo subversivo del final del siglo XX y el populismo en su versión teórica contemporánea. Un nexo que enlaza a Hegel, Marx, Schmitt, Foucault y Laclau en lo que tienen en común en cuanto a recusación del “contrato social” -un supuesto que posibilita la política como realización y gestión del Estado social de derecho- y su sustitución por una “estética” del antagonismo que convierte directamente la acción política en acción de guerra, y que acaba conduciendo, de un modo u otro, al totalitarismo.

La explicación de este nexo se refuerza, en el libro de Pardo, con un sugestivo ensayo complementario sobre el sentido de las revueltas de las vanguardias artísticas del siglo XX y su destino final, contemplando desalentadas el fracaso en su proyecto de hacer colapsar la diferenciación entre el arte y la vida común. A nivel político, esta impotencia ha ido jalonando el proceso concomitante de la politización del arte y de la estetización de la política. El último eslabón de todas estas concatenaciones es, tal vez, Podemos, a quien el autor no menciona ni una sola vez por su nombre, pero ocupa buena parte del cauce del libro en su recta final.

Decía Hannah Arendt al comienzo de Vita activa (“La condición humana”) que el lector debía asumir que su perspectiva no era marxista. Mutatis mutandi, el libro de Pardo Estudios del malestar. Políticas de la autenticidad en la época contemporánea se consagra a explicar por qué su autor no acepta el comunismo como ideal político-teórico. Estas razones ya fueron recogidas en La regla del juego y Esto no es música (títulos con los que Estudios del malestar compone una trilogía deslumbrante) y, en general, amplían sugestivamente argumentos esbozados por Arendt en diversas obras. La revolución es la inversión de capital humano (vidas truncadas) en un “negocio” de idealización ficticia de la historia que conecta con la versión instrumental de una razón apagada por una sugestión cuasirreligiosa, que no con una razón substancial o autónoma (empleando la terminología clarividente de la Escuela de Frankfurt).

Pardo desarrolla este motivo de modo convincente, exhaustivamente hermoso, a través de una prosa envolvente teñida de notas musicales. Pero ya que mencionamos a Hannah Arendt no viene mal recordar otro escrito de la autora, On revolution (Sobre la revolución, reseñado en Los Lunes…), donde se expone otra tipología de la revolución, que consiste en la estructuración radicalmente democrática (democrático-popular) del pacto social, evitando que sean sólo ciertas élites poseedoras del poder las que establezcan sus reglas de formación. Que la vida política se impregne de este “espíritu” es el objetivo de una reconstrucción actualmente en juego del Estado del bienestar, que esas élites antes aludidas han comenzado a desmontar aprovechando la coyuntura de una crisis financiera global que ellas mismas han contribuido a provocar.

Desde luego, hablamos de un espíritu de participación directa del conjunto de la población del que careció la Transición y el afamado “consenso”, al que la obra de Pardo dedica, sin embargo, prolongados encomios, de tal modo que su visión del contrato o pacto social sufre un cierto recorte en el nivel de su justificación ético-política. La “navaja” crítica de Pardo parece reducir el panorama político “legítimo” a la colusión: centro derecha-centro izquierda (que se identifica con lo que podríamos llamar “régimen del 78”). Demasiadas voluntades o sensibilidades políticas (genuinamente democráticas) quedan así soslayadas según un criterio que parece sobrepasar el núcleo de esta fascinante reflexión. Esta “fijación” del autor no resta un ápice de valor teórico a este estudio, que consideramos imprescindible (aunque tal vez empaña la brillantez de su desenlace).

Y es que, como ya dijo en su día George Harrison (y José Luis Pardo es un amante apasionado de The Beatles): “I want a love that’s right, but right is only half of what’s wrong…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios