www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

HALLADA EN DRIEBES (GUADALAJARA)

El enigma de Caraca, una ciudad romana en perfecto estado bajo tierra

Elena Viñas
x
elenavinaselimparciales/11/5/11/23
lunes 27 de febrero de 2017, 18:29h
El yacimiento ha sido hallado en Driebes (Guadalajara) por un equipo de arqueólogos que ha documentado la presencia de un foro, un mercado, unas termas y un acueducto.
Mapa de las estructuras que se observan en el georradar utilizado en el yacimiento de Driebes.
Ampliar
Mapa de las estructuras que se observan en el georradar utilizado en el yacimiento de Driebes.

La ubicación de la antigua ciudad romana de Caraca, en Guadalajara, ha sido un enigma hasta ahora, cuando un equipo de arqueólogos afirma haberla hallado en el municipio de Driebes.

Durante el otoño de 2016, Emilio Gamo y Javier Fernández Ortea han liderado un equipo multidisciplinar cuyas investigaciones han dado con un hallazgo sorprendente: el de una ciudad con su urbanismo propio que se encuentra en perfecto estado.

Así lo explica Gamo en un comunicado que ha remitido a este periódico, en el que afirma que los resultados del estudio "no pudieron ser más esclarecedores". Mediante tecnología como un georradar ha sido posible observar los espacios públicos del yacimiento, incluido un foro porticado, sus avenidas principales, un mercado y unas termas. "Es posible que la ermita de la Virgen de la Muela, patrona de Driebes, erigida en el siglo XVI y que aún pervive en estado ruinoso se superponga a un antiguo templo en el centro de la ciudad", explican los arqueólogos, que ven ahora cumplido el sueño de haber hallado una ciudad hasta ahora sólo citada en las fuentes clásicas.

En concreto, el equipo de especialistas ha trabajado en la zona llevando a cabo una prospección arqueológica intensiva y geotécnica del cerro de la Virgen de la Muela, ubicado en la localidad de Driebes (Guadalajara), en la comarca de la Alcarria Baja.

Si bien, la búsqueda no ha sido aleatoria, pues los trabajos han sido realizados en el entorno en el que en 1945 fue encontrado "un tesorillo de plata del siglo III a.C (actualmente expuesto en el useo Arqueológico Nacional) compuesto por tortas de pesos, recipientes, lingotes, sortijas, torques, fíbulas, y monedas". A ese hallazgo se suman prospecciones pasadas realizadas en la zona en los años 80.

Un dron y un georradar 3D

¿Cómo ha sido posible el hallazgo? Los arqueólogos explican así su metodología de trabajo: "Comenzó con la consulta de bibliografía, cartografía y fotografía histórica, así como un rastreo de la toponimia. Los trabajos de campo se desarrollaron en dos fases. En la primera fueron recogidos materiales arqueológicos en la superficie y los 'georreferenciaron'. En la segunda fase se utilizó un georradar 3D con antena multicanal con una frecuencia de 600 MHz para llegar a una profundidad de entre 0 m y 1/1,5 metros en una superficie de una hectárea. También se realizó un vuelo de dron con el fin de realizar la topografía del terreno".

El resultado de la investigación ha sorprendido a los propios especialistas encargados del estudio: "Se esperaba un buen resultado, aunque lo obtenido con estas técnicas no invasivas superó las expectativas, pues se pudo confirmar en el plano la presencia de una ciudad romana con su urbanismo propio".

Los restos más antiguos analizados datan de finales de la Edad de Bronce, aunque según sus análisis el yacimiento continuó ocupado y los carpetanos lo convirtieron en un poblado de grandes dimensiones que controlaba la fértil vega del Tajo: "Tras la conquista romana el lugar continuó habitado y llegó a convertirse en una ciudad que alcanzaría, a la vista de los recientes descubrimientos, la categoría de municipio. Continuó habitado hasta el siglo II d.C".

Durante la prospección ha sido posible dar con 112 metros de parte de un acueducto que medía tres kilómetros: "Tiene idénticas características al de Segobriga, y tuvo su cabecera en el manantial de Lucos, también situado en Driebes. La construcción de este tipo de obras iba en consonancia con la monumentalización de las urbes con estatus municipal". Pero, añaden, no sólo eso, pues han sido identificados "sillares de grandes dimensiones con decoración almohadillada pertenecientes sin lugar a dudas a edificios públicos y restos de la vía romana que uniría a esta ciudad con Segobriga y Complutum, la llamada vía Complutum-Carthago Nova".

Dado que hay estudiosos que consideran que este yacimiento corresponde a poblaciones como Taracena o Carabaña, y no a Caraca, este equipo de arqueólogos transmite su deseo de continuar estudiando la zona para apuntalar su hipótesis.

El 9 de marzo, el equipo responsable del hallazgo presentará los resultados de su investigación en el Museo de Guadalajara.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)

+
0 comentarios