www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PISTA CUBIERTA

Europeo de atletismo. Oro de Mechaal, plata de Ureña y bronce de De Arriba para la cosecha española

Europeo de atletismo. Oro de Mechaal, plata de Ureña y bronce de De Arriba para la cosecha española

EL IMPARCIAL
domingo 05 de marzo de 2017, 18:41h

Colofón sensacional español a la última jornada del campeonato.

Adel Mechaal regaló a España su primer oro en los Europeos de atletismo de Belgrado. El que fue subcampeón continental en el 5.000 al aire libre se ha destapado este domingo con una actuación brillante que le ha conducido a la cima de los 3.000 metros. Así, el nombre a seguir por parte del aficionado nacional, que se proclamó "orgulloso de vestir la camiseta de España", completó una revancha personal muy especial.



Con un registro de 8:00.60, su primer puesto se convierte en la quinta presea para España en esta especialidad en la historia de estos campeonatos. Ingebrigtsen y Ringer redondearon un podio al que no podría acceder Carlos Mayo, octavo. En una carrera rápida, Mechaal se aprovechó del ritmo impuesto por el italiano (de origen magrebí) Marouan Razine para afrontar el toque de campana en una suerte de mano a mano con el favorito, Ingebrigtsen. Pero al español le quedaría una marcha más que le llevó al paroxismo.



"Es el premio a esta lucha constante de estos meses que me ha hecho muy fuerte. Ha sido el premio al trabajo y estoy muy orgulloso. Ha habido un momento en que me he visto encerrado, como un león acorralado, me podía haber caído, pero como me veía fuerte he esperado para cambiar muy fuerte en el 200", avanzó un atleta que ha renacido después de ser sancionado por la Agencia Española Antidopaje debido a fallar en tres controles antidopaje.



La cautelar concedida por el TAS le ha permitido competir y brillar. Y así lo ha explicado, toda vez que hubiera concluido el festejo: "No sabía si podría competir aquí hasta hace 20 días, cuando llegó la cautelar. Tengo que dar las gracias a España por dejarme demostrar mi talento y por acoger a mi familia. Quiero decir que me siento muy orgulloso de vestir esta camiseta y de devolverle a España lo que ha hecho por mí". "Quería reivindicar que soy un atleta limpio", declamó el actual campeón de Europa de los 3.000 metros.



Además, la cosecha española se ampliaría con el bronce alcanzado por Álvaro de Arriba. La marca de 1:49.68 del salmantino en el 800 supuso la tercera medalla de la delegación nacional en Belgrado. De Arriba fue el mejor de los tres españoles que comparecieron en la final de la especialidad (hecho que sólo se ha producido en esta edición de los Europeos). Daniel Andújar fue cuarto y Kevin López, el plusmarquista patrio, arribó sexto y con molestias en el isquiotibial. Adam Kszczot firmó su tercer triunfo consecutivo con un tremendo registro de 1:48.87.



"No me lo llego a creer, como no me creía cuando fui a los Juegos de Río. Feliz sobre todo por mi entrenador (Juan Carlos Fuentes), porque gracias a él estoy aquí. He llegado pensando que estaba para plata. He estado a punto de caerme pero he salido bien en la última recta. Contento con el bronce, aunque sabiendo que tenía la plata en las piernas", relató el medallista.



"El 27 de enero puse en una red social: No estaría trabajando tan duro si no pensara que puedo ser campeón de Europa, y aquí está el resultado. Esto también va para Salamanca, mi casa", añadió un exultante De Arriba, que cerró de la mejor manera esta jornada dominical salpicada de éxitos para el atletismo español.

Por último, Jorge Ureña selló el balance español de medallas con la plata en el heptatlón. El alicantino marcó 6.227 puntos, o lo que es lo mismo, la segunda mejor marca nacional de todos los tiempos. Aunque no fue suficiente para destronar al recordman europeo y subcampeón olímpico Kevin Mayer, el corredor español remató una actuación espléndida que le permittó encarar la última carrera (1.000 metros) con la segunda plaza asegurada.

A sus 23 años, Ureña ha revalidado la plata que alcanzó en los Europeos sub-23 al aire libre, para suturar, así, el mal sabor de boca que le dejó su eliminación en 2016 de los Europeos al aire libre celebrados en los Países Bajos (se despeñó en la prueba de disco cuando iba segundo). "Estoy muy contento. A ver si esto ya significa parar con la mala suerte que he tenido el año pasado. Aún estoy asimilando esta medalla, estoy muy contento y muy cansado también. En la pértiga me moría pero ha tenido su recompensa", sintetizó el heptatleta victorioso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios