www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GRAN BRETAÑA

Theresa May frena el referéndum por la independencia de Escocia
Ampliar

Theresa May frena el referéndum por la independencia de Escocia

jueves 16 de marzo de 2017, 23:31h
La premier asegura que nada debe enturbiar el proceso del brexit.
"No es el momento", sentenció la primera ministra británica sobre el planteamiento del Partido Nacionalista Escocés destinado a repetir el referéndum por la independencia del territorio escocés. Como si del afamado "això no toca" ("eso no toca") de Jordi Pujol se tratará, Theresa May ha desetimado la iniciativa de autodeterminación escocesa para que no enturbie la autodeterminación que pretende impulsar el Reino Unido con respecto a la Unión Europea.

En una charla con la BBC, la premier esquivó pronunciarse sobre lo idóneo de un nuevo plebiscito pero sí quiso esclarecer que no se llevará a cabo antes de que queden establecidas las relaciones entre el Gran Bretaña y la Unión Europea toda vez que haya quedado activado el brexit. Nada debe siquiera rozar al proceso de desconexión de las islas para con el territorio continental, parece ser el mensaje del Ejecutivo británico. "Sería injusto" convocar la consulta en este encuadre temporal, dijo.

Estas declaraciones han sobrevenido como una respuesta a la propuesta efectuada por Nicola Sturgeon, la ministra principal de Escocia. La dirigente anunció que el 13 de abril se dispondría a darle ignición a una nueva convocatoria para realizar un segundo referéndum de independencia en 2018 o 2019. Así, el mismo día en que Isabel II sancionaba la ley que da vía libre al brexit, el Gobierno del Reino Unido niega una lógica similar a la reclamación escocesa por un problema de timming.

"En este momento deberíamos estar trabajando juntos, no separándonos. Deberíamos estar trabajando juntos para obtener el mejor acuerdo para Escocia, el acuerdo adecuado para el Reino Unido (...) pues es mi trabajo como primera ministra y por esta razón le digo al SNP: este no es el momento", recalcó la conservadora después de comprobar cómo Surgeon ha agitado la idea de que el Ejecutivo del brexit no defiende los intereses escoceses antes del congreso del partido nacionalista de la región británica.

"Tenemos que mantener todas sus energías en nuestras negociaciones con la Unión Europea sobre nuestra futura relación", se limitó a argüir May, quien añadió que añadir a la mesa un nuevo requerimiento de independencia escocés haría "más difícil para nosotros poder obtener el acuerdo correcto para Escocia y el acuerdo adecuado para el Reino Unido".

El caso es que esta reclamación le ha saltado al brexit como un grano. Alex Salmond, diputado en el Parlamento de Westminster y exlíder del SNP, ha apoyado a Sturgeon en la pretensión de la lideresa de obtener, a la mayor brevedad posible, una orden del Gobierno británico para que el Parlamento de Escocia legisle la convocatoria de un nuevo plebiscito. Es más, según la nacionalista escocesa, May "no ha escuchado a los ciudadanos escoceses", ya que en junio de 2016 un 62% de los habitantes de su región votaron quedarse en la UE.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.