www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JERUSALÉN

La Tumba de Jesucristo, restaurada, ya luce en la Iglesia del Santo Sepulcro
Ampliar

La Tumba de Jesucristo, restaurada, ya luce en la Iglesia del Santo Sepulcro

Se presentará al público este miércoles.

Diez meses han tardado los restauradores en reconstruir el Edículo y la cúpula que protegen a la Tumba de Jesucristo para que el lugar más sagrado del Cristianismo, en Jerusalén, vuelva a estar disponible para la visita de fieles y turistas. "Ahora se puede ver el color y la textura, las inscripciones, los frescos", confirma Antonia Maropoulou, responsable de las obras, sobre la icónica estructura reparada, construida en 1810 tras un terremoto.

Los tres Custodios que gestionan el lugar donde la tradición cristiana fija el enterramiento y resurrección de Jesús (el católico romano, el armenio ortodoxo y el greco-ortodoxo) acordaron afrontar una restauración integral, tras décadas de reconstrucciones parciales, y el proyecto ha terminado a dos días de su presentación al público. Y lo ha hecho con un lavado de cara obligado después de que en julio de 2016 se registró riesgo de que el edificado se hundiera. Así, los trabajos han finalizado con la novedad de la cruz greco-ortodoxa que luce en lo alto de la cúpula.


"Es un símbolo que estaba en el proyecto original del Edículo pero no se puso porque las leyes otomanas prohibían exponer cruces en lugares públicos", aclaró, al respecto de este último punto, Eugenio Alliata, franciscano y arqueólogo. Además, una nueva ventana abierta en el espacio donde se encuentra el lecho del mesías permitirá a los viajeros ver la piedra original de la cueva. Todo ello queda recubierto por la mencionada estructura de láminas de mármol que ha sido limpiada de manera que el "monumento durará para siempre", en palabras de Maropoulou, profesora de la Universidad Politécnica Nacional de Atenas.

Bonnie Burnham, ex presidenta del Fondo de Monumentos Mundiales, explicó que la financiación de 6 millones de dólares -que duplicó el presupuesto inicial de la obra- llegó, en un 80%, de donaciones extranjeras. Ahora que ya no fijan la estructura las vigas de acero fijadas por los británicos en 1947, Moropoulou llamó a "la comunidad cristiana para que lo mantenga". Y es que en opinión de la jefa de obras, que también ha subsanado las filtraciones de aguas subterráneas, "se abre nueva era para Tierra Santa, una era de comunicación" -en referencia a las cinco décadas en las que han tardado los Custodio en ponerse de acuerdo para iniciar una rehabilitación integral del lugar santo-.

Moropoulou concluyó relatando que el Santo Sepulcro permaneció abierto a los viajeros durante el proceso de restauración. Sólo se prohibieron las visitas durante 36 horas, lapso en el que se retiró la lápida que cubre la fosa original de Jesús. Esta circunstancia que la jefa de obras considera "un suceso único", no se había ejecutado desde hace siglos, por lo que la portavoz argumentó que en dicho trance se dio la directriz de apagar todos los ordenadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.