www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ACIERTA TOXO

martes 28 de marzo de 2017, 11:09h
Ignacio Fernández Toxo no ha cometido el error de Cándido Méndez y se ha retirado del control de Comisiones Obreras, como...

Ignacio Fernández Toxo no ha cometido el error de Cándido Méndez y se ha retirado del control de Comisiones Obreras, como secretario general, al cumplir los ocho años de mandato. Méndez, sindicalista inteligente y serio, hizo al frente de UGT una gestión cuyo balance es abiertamente positivo pero que prolongó hasta la náusea. Si se hubiera retirado a los ocho años, se hablaría hoy de Méndez de forma muy distinta a como algunos lo hacen.

Toxo ha acertado al dar paso a la renovación con Unai Sordo. En los últimos años, CCOO ha sufrido 260.000 bajas y se acusa al sindicato por parte de algunos de haberse convertido en una agencia de colocación en favor de los parientes y paniaguados de sus dirigentes. Las centrales sindicales precisan de una urgente regeneración para seguir cumpliendo el papel clave que les corresponde en una democracia pluralista plena.

“Hemos sometido a la organización a un proceso de transformación profundo y hay que continuar con las reformas en el sindicato. El cambio debe iniciarse en la secretaría general”, ha declarado Fernández Toxo para justificar su retirada.

El todavía secretario general es un hombre moderado, razonador y ecuánime. Su gestión se ha distinguido por la inteligente habilidad para la negociación y por la defensa a ultranza de los intereses de los trabajadores. El balance de Ignacio Fernández Toxo ha sido claramente positivo y es de justicia subrayarlo así. Ha tenido que soportar la decadencia generalizada de los partidos políticos y de los sindicatos, pero ha conseguido salvar a CCOO de los extremismos estériles, de los nuevos populismos y, al menos en gran parte, del hedonismo que se ha instalado en el mundo político y sindical. No reconocerlo así sería perder el sentido de la realidad.