www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTRENO EL 31 DE MARZO

Crítica. Mañana empieza todo: Omar Sy estruja tu corazón con una sonrisa

jueves 30 de marzo de 2017, 18:28h
Dosis de optimismo acompañada de una gran carga emocional en esta comedia dramática francesa.

En 2013, la mexicana No se aceptan devoluciones fue vista por 25 millones de personas en EEUU, recaudando 44 millones de dólares que la convirtieron en la película latina más vista de la historia en suelo estadounidense.

Si bien el filme mexicano contrapuso su éxito de público con unas críticas más bien discretas, el cine francés decidió lanzarse a hacer un remake tras un remarcable trabajo que redujo la carga de humor un tanto simple y hasta escatológico de la cinta de Eugenio Derbez para suavizarla y centrarse más en las capas dramáticas. Hugo Gélin, en el que es su segundo largometraje como director, colaboró además en la reescritura de esta adaptación junto a Mathieu Oullion y Jean-André Yerles.

En Mañana empieza todo tenemos a Samuel (Omar Sy), un vividor de la Costa Azul francesa que de repente se encuentra con un bebé en sus brazos tras una fugaz aparición de un ligue pasado. De repente, este adulto infantilizado se ve obligado a madurar a marchas forzadas cuando se ve como padre en un Londres desconocido para él al ir en una infructuosa búsqueda de la madre. Ocho años después, con la pequeña Gloria (Gloria Colston) convertida en un torbellino de optimismo, reaparece Kristin (Clémence Poésy) para reclamar sus derechos como progenitora, alterando el mundo de plena felicidad construido entre padre e hija.

El mencionado trabajo de europeización del director y los guionistas da sus frutos entregando una relación paterno-filial que se convierte en la mejor baza de la película. La química exhibida entre Omar Sy y la joven Gloria Colston –primer papel en el cine de esta rapera y DJ a sus 12 años de edad- deja dudas sobre a quién de los dos entregar el cetro de la función.

Con claras reminiscencias a su Driss de Intocable, Sy está su salsa en un papel en el que de nuevo exhibe una sonrisa permanente que contagia al espectador. En el momento en el que esa sonrisa se ve en peligro, emerge el talento de Colston para hacer olvidar las penas con su enérgica inocencia y constante alborozo.

Clémence Poésy (Harry Potter y el cáliz de fuego) no se queda atrás con un trabajo excelente a la hora de humanizar un personaje bastante complicado de afrontar. Aun con la carga de odio que puede llegar a generar su Kristin, la actriz abre la posibilidad de que se puedan entender sus razones, ayudada por la mirada que de ella tiene su hija, en otro tanto a favor de Colston.

Sin embargo, el buen trazo dado al trío protagonista yerra sin embargo al afrontar una terna de secundarios anclados en el cliché. Además, para el disfrute total, el espectador debe entregarse a la propuesta sin pensar demasiado en la ligereza con la que se van introduciendo ciertos giros de guión que en ocasiones pueden llegar a resultar hasta gratuitos con tal de forzar la maquinaria emocional.

En el último tramo de la película –que se va hasta las casi dos horas de duración-, uno duda en mantener la sonrisa a medida que Gélin acumula un puñetazo emocional tras otro para ganarse a pulso la descripción de “comedia dramática”.

Así pues, aquellos que busquen una buena dosis de optimismo y superación, sin dejar de lado el pañuelo para alguna lagrimilla que pueda caer, tienen su cita a partir de este viernes con Mañana empieza todo.

Ficha técnica


Mañana empieza todo (Demain tout commence)

Género: Comedia dramática.

Año: 2016.

País: Francia.

Dirección: Hugo Gélin.

Guión: Hugo Gélin, Mathieu Oullion y Jean-André Yerles (adaptando No se admiten devoluciones, de Guillermo Ríos, Leticia López Margalli y Eugenio Derbez).

Reparto: Omar Sy, Clémence Poésy, Antoine Bertrand, Gloria Colston, Karl Farrer, Anna Cottis, Susan Fordham, Phelim Kelly, Richard Banks, Attila G. Kerekes, Andy Mihalache, David Lowe, George Johnston, John Heartstone, Sian Altman, Alexandra Kiss, Claire Ashton.

Fotografía: Nicolas Massart.

Música: Rob Simonsen.

Produccción: Korokoro, TF1 Films Production, Poisson Rouge Pictures.

Sinopsis: Samuel es un joven soltero y conquistador que vive en la costa francesa. Un día una antigua aventura se presenta con un bebé en brazos, le comunica que es su hija y desaparece. Incapaz de llevar una vida con un bebé intenta encontrar a la madre sin éxito. Pasa el tiempo y mientras la niña va creciendo llevan una vida divertida y maravillosa. 8 años más tarde la madre regresa para recuperar a su hija.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.