www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

A PUIGDEMONT LE SALE EL TIRO POR LA CULATA

lunes 17 de abril de 2017, 10:00h
“El presidente de la Generalidad no tiene categoría personal ni para ser dependiente...

“El presidente de la Generalidad no tiene categoría personal ni para ser dependiente de El Corte Ingles”, asegura un político catalán sin pelos en la lengua. Jordi Pujol era un peso pesado de la política; Puigdemont, no llega a peso mosca.

Hace unos meses, el presidente de la Generalidad tuvo la ocurrencia de alinear a los Estados Unidos de América en el frenético proceso del secesionismo catalán. Pagando de forma indirecta una cantidad de dólares muy suculenta, según algunos, consiguió que el expresidente Carter le recibiera diez minutos. El aparato de propaganda de la Generalidad lanzó las campanas al vuelo. Jimmy Carter es un cuitado pero no un estúpido. Montó en cólera cuando conoció la instrumentalización de la que era víctima e hizo público su “rechazo a cualquier implicación en el proceso soberanista catalán”. El Gobierno de los Estados Unidos salió también al paso de la maniobra torticera y ha sido también contundente afirmando que defiende “una España fuerte y unida”.

Y claro, durante los últimos días, Puigdemont ha sido sometido a la befa implacable de muy numerosos columnistas. Se han mofado de él con crueldad subrayando su ridículo internacional, a pesar del río incesante de dinero, pagado por todos los catalanes, que derrocha para que alguien le haga caso en el mundo.

El tiro, sin embargo, le ha salido por la culata. En lugar de crear alarma en España y asistencia en el extranjero, ha hecho el más espantoso de los ridículos y se le toma ya a cachondeo en Cataluña y fuera de Cataluña. Así que hace bien en no presentarse a la reelección. Le viene demasiado grande el puesto que ostenta y desde el que está haciendo un daño lamentable al bienestar de los catalanes.