www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA CESTA DE CEREZAS DE ESPERANZA AGUIRRE

martes 25 de abril de 2017, 11:21h
Esperanza Aguirre ha hecho lo mejor para el partido en el que milita y también para ella misma...
Esperanza Aguirre ha hecho lo mejor para el partido en el que milita y también para ella misma. En la Comunidad de Madrid se rodeó de políticos, tanto hombres como mujeres, solventes, capaces y honrados. Pero también de algunos con tendencia al choriceo, al engaño y a la prevaricación. Un par de ellos se distinguieron siempre por la prepotencia con la que trataban a los ciudadanos cuando no la altanería y el desdén.

El problema, además, no se reduce a unos casos aislados por importantes que sean. La cesta de Esperanza Aguirre estaba llena de cerezas y la investigación en marcha las va extrayendo enredadas unas con otras. Cerca de un centenar de personas figuran en las listas de investigación del juez. Muchas de ellas nada tienen que ver con el entramado delictivo pero algunas están enredadas en él. Es inevitable que día a día vayan apareciendo las cerezas podridas y los chorizos ocultos. Y día a día se hubiera acentuado el desgaste para la lideresa que jugó a ser Margareth Thatcher y nunca tuvo conciencia de sus propias limitaciones.

Así que Esperanza Aguirre, víctima por otra parte de la lucha interna por el poder en el seno del Partido Popular, ha hecho muy bien en dimitir y retirarse a su casa antes de que la descuarticen. Abrigaba todavía la esperanza de convertirse en alcaldesa de Madrid y de ahí saltar a la presidencia del Gobierno. Ahora tendrá tiempo para meditar en una vida política plena de éxitos y en la debacle que pueden provocar los malos consejeros, los colaboradores voraces de dineros y prebendas y los corifeos del elogio interesado.