www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TIRO CON ARCO

Theresa May culpa a las grandes de Internet

Dani Villagrasa Beltrán
domingo 04 de junio de 2017, 20:02h

Puede que tan sólo fuera un mensaje electoral, porque Theresa May está en campaña; puede que tan sólo intentara convencer a los asustados votantes de que puede hacerse mucho más, y que está dispuesta a hacerlo; puede que incluso esté decidida a hacerlo, porque hay pocas cosas tan enigmáticas como un político en campaña electoral; pero lo que sí es seguro es que la primera ministra británica estaba señalando a las grandes compañías de Internet en su discurso tras los atentados de Londres, tercera agresión yihadista a los ciudadanos del Reino Unido en apenas tres meses.

May ha dicho que el Reino Unido tratará de ponerse de acuerdo con otros gobiernos para asegurarse de que estas grandes firmas tecnológicas dejen de proveer espacios seguros para la radicalización y la planificación de ataques.

Los foros y redes sociales que brinda Internet son una potente arma política de movilización y coordinación, como pudo verse en las primaveras árabes, la plaza del Maidán y, sin ir tan lejos, la Puerta del Sol. En cuanto al yihadismo, las ejecuciones propagandísticas de Estado Islámico podían verse sin ninguna dificultad en las plataformas de vídeo más populares –fue memorable la portada de un diario británico que se negó a dar la imagen de la ejecución de un periodista en uno de estos rituales salvajes y salió con el titular sobre fondo negro; fue memorable, pero no soy capaz de recordar más detalles ahora mismo, en este bombardeo de mensajes que es la vida del ciudadano medio del siglo XXI-.

Lo que quiere Theresa May es que las grandes compañías dejen una puerta de acceso al Gobierno británico desde la cual poder recuperar los mensajes que se intercambian, previa orden judicial, los presuntos yihadistas. Al margen de lo que, cabe pensar, hayan hecho para interceptarlos con otros métodos.

Ahora que ya se va viendo que la Imprenta de Gutenberg fue una broma comparada con las posibilidades que brinda el Internet, nadie sabe muy bien qué hacer con todo esto. Desde luego, si hay una palabra de moda en el mundo empresarial es ciberseguridad. Las guerras de este siglo se libran también, sin duda, en Internet, y un virus informático puede llegar a todo lo que está en red, es decir, a casi todo. –Por cierto, y hablando de viralidad, una noticia reciente que se extendió como la gripe: en el Pentágono todavía utilizan un sistema operativo que suena a prehistoria, el Windows 95-.

Veremos cómo se toman las tecnológicas toda esta presión –también se les culpó de la victoria de Trump- y lo que hacen en Bolsa el lunes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios