www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PRESUNTO AGRESOR: "QUIERO MATAR A TODOS LOS MUSULMANES"

Un muerto en otro atentado terrorista en Londres

Un muerto en otro atentado terrorista en Londres
Ampliar
Atropello múltiple contra fieles musulmanes a la salida de una mezquita.

La Policía Metropolitana de Londres (Met) afirmó que el ataque ocurrido en la mezquita de Finsbury Park, en el norte de Londres, donde murió un hombre y otros diez resultaron heridos, es un atentado terrorista de acuerdo a la metodología empleada.

Algunos testigos del ataque terrorista cometido en Londres junto a una mezquita describieron cómo el supuesto agresor gritó que iba a "matar a todos los musulmanes", antes de ser reducido por la gente que estaba junto al templo.

El supuesto terrorista, un varón de 48 años al que interroga ahora la Policía Metropolitana (Met), arrolló esta madrugada con una furgoneta a fieles que acababan de terminar sus oraciones en la mezquita de Finsbury Park, en el norte de la capital.

En el incidente, diez víctimas resultaron heridas y un hombre murió, si bien Scotland Yard debe aún establecer si ese fallecimiento está directamente vinculado al atentado, pues al parecer esa persona ya recibía primeros auxilios cuando el vehículo empezó a atropellar a los peatones.

Según la declaración de un hombre, recogida por medios locales, el sospechoso empezó a gritar "voy a matar a todos los musulmanes" antes de que una avalancha de ciudadanos lograra inmovilizarlo en el suelo.

Ese testigo, Abdulrahman Saleh Alamoudi, indicó que se encontraba junto con un grupo de fieles que acababan de terminar de rezar y que, en ese momento, ayudaban a un anciano que "se había caído", quizás a causa del calor, cuando la furgoneta del agresor se dirigió hacia ellos.

"Se nos vino encima esta furgoneta grande. Creo que al menos diez personas resultaron heridas y afortunadamente, yo me las apañé para escapar", afirmó. "Entonces, el tipo salió del furgón y le agarré. Estaba gritando: Voy a matar a todos los musulmanes, voy a matar a todos los musulmanes. Al tiempo que iba dando puñetazos", relató.

Cuando lograron reducirle, según esta versión, el hombre pidió que le "mataran". Otro testigo presencial, Abdikadar Warfa, contó cómo él ayudó a detener al sospechoso mientras sus amigos socorrían a otras víctimas que resultaron heridas.

"Vi a un hombre bajo la furgoneta, que estaba sangrando y mi amigo me dijo que había que levantar el vehículo. Yo estaba ocupado con el tipo que había intentado escapar", dijo. Por su parte, Salah Alamoudi, apuntó que las personas que contribuyeron a retener al agresor esperaron "una media hora" hasta la llegada de los agentes y que el terrorista "era un tipo fuerte, un hombre grande".

Un vecino del barrio de Finsbury Park, Abdul Abdullahi, que pasó por la mezquita, habló de "una sensación de confusión" y dijo que vio "gente tirada en el suelo" mientras que el agresor "parecía indiferente, como si le trajera sin cuidado".

La primera ministra británica, Theresa May, confirmó que el autor del atentado contra la comunidad musulmana perpetrado cerca de una mezquita de Londres "actuó solo", según las primeras indagaciones de la policía.

En una declaración en la puerta de su despacho de Downing Street, la líder conservadora dijo que este último ataque en el barrio de Finsbury Park, en el norte de la capital, "es un recordatorio de que el terrorismo, los extremismos y el odio adoptan muchas formas" al tiempo que incidió en la "determinación" del Gobierno en "erradicarlos, sin importar quién sea el responsable".

May se dirigió al país tras haber presidido una reunión con su comité de emergencia en respuesta al ataque, en el que una persona murió y diez resultaron heridas, si bien Scotland Yard aún tiene que confirmar que ese fallecimiento está vinculado directamente a lo ocurrido.

Al parecer, la víctima mortal ya se encontraba recibiendo atención médica de primeros auxilios cuando el agresor, un hombre de 48 años que interroga ahora la policía, empezó a arrollar con una furgoneta a los viandantes, todos ellos fieles musulmanes que acababan de terminar sus oraciones en la mezquita de su barrio.

En su declaración, la dirigente tory afirmó que este último atentado, "una vez más, ha tenido como objetivo a personas normales e inocentes que hacían su vida diaria, esta vez musulmanes británicos que abandonaban una mezquita", tras haber rezado en "un momento sagrado del año" para esa comunidad, el mes de Ramadán.

"Hoy nos unimos, como ya hemos hecho anteriormente, para condenar este acto e indicar, de nuevo, que el odio y la maldad de esta clase nunca triunfarán", remarcó.

Según la primera ministra, este ataque contra la comunidad musulmana "es tan insidioso y destructivo para nuestros valores y nuestra forma de vida" como los recientes actos terroristas perpetrados en Manchester y Londres, aparentemente motivados por extremistas islámicos.

Tras valorar la situación con el grupo de expertos del llamado Comité Cobra -principales ministros del Gabinete y la cúspide de los servicios de emergencia del país-, la líder tory anunció que el Gobierno planea revisar su actual estrategia para combatir el terrorismo y creará para ello una nueva comisión.

"Este ataque contra los musulmanes cerca de su lugar de culto y todos los actos de terrorismo en cualquiera de sus formas comparten el mismo objetivo fundamental: dividirnos y quebrar los vínculos de solidaridad que compartimos en este país", apuntó también May, quien añadió que "no permitiremos que esto ocurra".

El incidente ocurrió sobre las 00.20 hora local (23.20 GMT) al término de los rezos de la medianoche. El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, manifestó, a través de la red social Twitter, su "conmoción" por este ataque e indicó que se solidariza con la comunidad afectada.

"He estado en contacto con mezquitas, la Policía y el ayuntamiento de Islington (norte de Londres) en relación con este incidente. Mis pensamientos están con la comunidad y los afectados por este horrible incidente", agregó el político de la oposición, diputado por Islington, la circunscripción electoral a la que pertenece el barrio de Finsbury Park. Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, calificó de ataque a los "valores compartidos de tolerancia, libertad y respecto" el incidente de la pasada noche.

Además, el alcalde pidió a los londinenses, en una declaración, que mantengan la "calma" y permanezcan "vigilantes" mientras se esclarece este incidente, que la Policía trata como un posible atentado terrorista, el cuarto en el Reino Unido en tres meses.

"Mientras este parece ser un ataque contra una comunidad en particular, como los terribles ataques de Manchester, Westminster y el Puente de Londres, este es también un ataque contra todos nuestros valores compartidos de tolerancia, libertad y respeto". El MCB calificó hoy de "violenta manifestación" de islamofobia el incidente de la pasada noche cerca de la mezquita.

El secretario general del MCB, Harun Khan, dijo a los medios locales que la comunidad musulmana ha tenido que soportar en las últimas semanas y meses muchas manifestaciones de islamofobia.

Khan solicitó a las autoridades británicas un refuerzo urgente de la seguridad en las mezquitas del Reino Unido dado que está por concluir el mes sagrado de Ramadán y comenzará la tradicional celebración musulmana de "Eid", del fin del ayuno.

"Las comunidades musulmanes han pedido durante años más medidas para atajar el aumento de los delitos por odio y más medidas deben ser tomadas ahora para afrontar no solo este incidente, sino el importante y preocupante aumento de la islamofobia", subrayó el secretario general del MCB. "Muchos se sentirán enfadados y entristecidos por lo que ha pasado esta noche", agregó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.