www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ATLETISMO

Diamond League. Van Niekerk vuelve a arrebatar un récord de velocidad a Michael Johnson

EL IMPARCIAL
viernes 07 de julio de 2017, 00:04h
La cita de Lausana volvió a encombrar al atleta sudafricano.

Wayde van Niekerk sigue empeñado en inscribir su nombre como el gran dominador de la velocidad del atletismo internacional. Pero, no sólo como heredero en el timón actual de Usain Bolt, sino en un rango histórico. Así, el corredor sudafricano alcanzó este jueves en la Lausana, bajo los pomposos focos de la Diamond League, arrebatar otro récord al memorable Michael Johnson. Si hace una semana le despojaba de la plusmarca de los 300 metros -lo hizo en 30.81-, en esta cita de Lausana le negó la primacía en cuanto a los 400 metros.

El pasado verano logró rebajar el legendario récord de Johnson en los JJ.OO. de Río en dicha distancia -43-03- y este jueves le ha hurtado el honor de ser el atleta más rápido en la reunión ilustre de la Athletissima. El sudafricano pujante completó la vuelta en 43,62 segundos, cuatro centésimas menos que los 43,66 que firmó el emblema estadounidense en Lausana en 1996.

Lo mejor de todo es que Van Niekerk, que en 2017 a bajado de los 10 segundos en los 100 metros (9.94), de los 20 en los 200 metros (19.84), aparentó emular a Bolt y se dejó llevar en los últimos metros. Abriendo una ventaja para un margen de mejora que, además de conviertirle en el líder mundial del curso, le uniforma como la gran atracción del atletismo masculino en este periodo previo a los mundiales.

"Era mi primer 400 del año y no venía con ninguna marca específica en la cabeza, pero estoy satisfecho con el resultado. Voy a hacer una carrera más antes de los Mundiales de Londres y quiero hacer un gran tiempo", confesó al término de la cita el corredor al que todos los focos miran. No obstante, la expectación levantada en los últimos 12 meses es notable y su rendimiento y su aspecto -sobrado- no hacen más que acrecentarla.

Por otro lado, la rusa Mariya Lasitskene compartió protagonismo con el velocista mencionado en la octava prueba de la Diamond League. La saltadora de altura tiene entre ceja y ceja superar el récord histórico que posee la búlgara Stefka Konstadinova (2,09, marca lograda en 1987) y este jueves firmó un registro de 2,06, mejor marca de 2017. Y con el triunfo bajo el brazo, Lasitskene trató de asaltar la marca de intentó Konstadinova hasta en tres ocasiones. La saltadora que compite con permiso de la IAAF no lo lograría. Pero parece muy cerca de alcanzar esa utopía.

Además, Genzebe Dibaba rozó el récord de la milla que ostenta la rusa Svetlana Masterkova (4:12.56, lograda en 1996). La etíope atravesó los 1.200 metros con el mejor tiempo jamás conocido en la prueba, pero se "bloqueó" (confesó) en el último tramo para disparar su crono hasta los 4:16.05. Y Sara Kolak y Muktar Edris también brillaron: la primera, campeona olímpica en Río, logró el mejor registro del curso en lanzamiento de jabalina al alcanzar los 68,43 metros; y el segundo, por su parte, selló la mejor marca de 2017 en los 5.000 metros con un tiempo de 12:55.23 minutos -impulsado en el empuje de su compatriota de 17 años Selemon Barega para batir a Mo Farah-.

Por último, Justin Gatlin debutó en la Diamond League y ganó en los 100 metros -9,96 segundos- y Dafne Schippers se hizo con los 200 metros -aunque no pudo bajar de los 22 segundos-. En pértiga, para finalizar, el líder del año Sam Kendricks volvió a tumbar a Renaud Lavillenie. Esta vez lo consiguió con un salto de 5,93 metros, sólo 6 centímetros más que el saltador galo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios