www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA CONTINÚA BASÁNDOSE EN ANUNCIOS

Puigdemont: la Generalidad está "a punto para asumir" los impuestos "que aún pasan" por Hacienda

Puigdemont: la Generalidad está 'a punto para asumir' los impuestos 'que aún pasan' por Hacienda
Ampliar
(Foto: Efe)
viernes 07 de julio de 2017, 14:28h
En plena escalada independentista, Carles Puigdemont sigue su hoja de ruta, que, de momento, se basa en anuncios más que en hechos: ete viernes, ha asegurado que la Agencia Tributaria Catalana (ATC), embrión de la futura Hacienda catalana, está "a punto para asumir, cuando sea necesario", los impuestos "que aún pasan" por la Hacienda española.

El presidente de la Generalitat ha asegurado este viernes que la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) está "a punto para asumir, cuando sea necesario", los impuestos "que aún pasan" por la Hacienda española. Ha destacado el grado de desarrollo de la ATC en los últimos años y ha dado por "acabada la primera fase de construcción de la nueva Hacienda catalana".

Carles Puigdemont ha hecho este análisis tras la firma de varios convenios entre la Generalitat y las cuatro diputaciones en virtud de los cuales la Agencia Tributaria de Cataluña recaudará deudas en favor de las cuatro diputaciones hasta llegar a celebrar las subastas públicas de los bienes embargados. Ha recordado que el 1 de septiembre se logrará el "hito" de gestionar los impuestos cedidos -Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y el de Sucesiones y Donaciones-, y ha añadido que, de esta forma, el Govern seguirá el "camino" hacia "una Hacienda catalana completa".

Una vez que el 1 de septiembre la Generalitat gestione los impuestos propios y los cedidos, y gracias a la incorporación "constante" de empleados y al nuevo sistema informático puesto en marcha -el e-Spriu-, se estará "a punto para asumir, cuando sea necesario, el resto de nuestros impuestos que aún pasan por la Agencia Tributaria española", ha dicho Puigdemont.

El sistema e-Spriu, capaz de gestionar todos los impuestos, entre ellos los de carácter masivo, solo tiene incorporado por ahora el impuesto de bebidas azucaradas y en octubre prevé introducir el Impuesto de Patrimonio y la tasa turística.

Durante el acto, al que también ha asistido el vicepresidente Oriol Junqueras, el president ha asegurado que las administraciones catalanas "gestionan solo el 10 % de los impuestos que pagan los ciudadanos y empresas" de Cataluña, lo que demuestra, a su juicio, "la falta de control de las instituciones catalanas a la ahora de gastar en favor del Estado del bienestar, la preservación del medio ambiente y la promoción económica".

En virtud de uno de los convenios firmados hoy, la Agencia Tributaria de Cataluña podrá llevar a cabo, por encargo, la subasta de bienes embargados por las diputaciones de aquellos contribuyentes con deudas tributarias y que quedan fuera de su ámbito competencial por razón del territorio.

Se trata de deudas como multas de tráfico, impago del IBI, sobre el impuesto del incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (plusvalía) u otros tributos de carácter local, y la ATC estima que podría llegar a gestionar unas 850.000 deudas.

De esta forma, la ATC se convertirá en el principal organismo recaudador de las deudas de la administración pública de Cataluña, con lo que habrá pasado de ser cliente de la administración estatal a gestor de sus propias deudas y de las correspondientes a las administraciones locales.

El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, por su parte, ha asegurado que la ATC contará en septiembre con unos 750 empleados y con 32 oficinas con personal propio de la ATC, y que de esta forma este organismo estará preparado para afrontar los "retos de futuro".

Por otra parte, Puigdemont ha recordado que la red Tributs de Catalunya, por la cual la Generalitat y las diputaciones sumaron esfuerzos en el ámbito tributario, se creó en septiembre de 2013, y que lo que algunos tildaron entonces de "simple acto de propaganda" ha servido para avanzar en una "estructura de Estado tan necesaria" como la de la Hacienda propia.

Asimismo, el president ha lamentado el déficit fiscal que sufre Cataluña y ha asegurado que esa "desconexión entre lo que pagamos y lo que recibimos" ya justificaría "disponer de una Hacienda propia".

En cualquier caso, ha remarcado que el Govern no busca crear una "réplica de la Hacienda española", sino una Hacienda catalana "moderna e independiente, regida por la orientación a resultados, por la transparencia, por la vocación de servicio y por la eficiencia".

Asimismo, ha lamentado la "anomalía" que supone que España, a pesar de tener unos elevados tipos impositivos, tenga un nivel de recaudación en relación con el PIB que es siete puntos inferior a la media de la Eurozona.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(1)

+

0 comentarios