www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL JUZGADO RESOLVERÁ LOS RECURSOS A POSTERIORI

Los restos mortales de Dalí serán exhumados pese a la resistencia de su fundación

miércoles 19 de julio de 2017, 15:19h
Pilar Abel, la mujer que pleitea para que se reconozca que es hija de Salvador Dalí.
Pilar Abel, la mujer que pleitea para que se reconozca que es hija de Salvador Dalí. (Foto: EFE)
Pilar Abel litiga desde hace casi diez años para que la justicia la reconozca como hija del artista.

El juzgado de Primera Instancia número 11 de Madrid ordenó el 26 de junio la exhumación de los restos mortales del pintor Salvador Dalí. El proceso tendrá lugar este jueves a partir de las 20.00 horas, después del cierre del Teatro-Museo Dalí. Los restos de Dalí se encuentran bajo una losa de una tonelada y media y una exhumación puede llevar entre tres y cinco horas. Los forenses encargados de la exhumación de Salvador Dalí extraerán muestras de los huesos largos, como la tibia y el fémur, y las uñas y le extraerán muelas, en busca de su ADN. Una vez extraídas las muestras, los resultados del proceso de determinación de paternidad a partir del análisis del ADN tardan generalmente entre uno y dos meses, dependiendo de su complejidad.

Pese a los recursos de la Abogacía del Estado y de la Fundación Gala-Salvador Dalí, que intentaban impedir la exhumación, el juzgado de Madrid ha trasladado al de Figueras la orden para que lleve a cabo las diligencias oportunas y desentierre el cuerpo del pintor figuerense. Los recursos, no obstante, no han sido desestimados, sino que se resolverán a posteriori, debido a la imposibilidad temporal y material de realizarlo con carácter previo a la exhumación, pues ambos se presentaron hace pocas fechas.

El proceso tiene como objeto la extracción de muestras de ADN que permitan a los investigadores cotejarlo con el de su supuesta hija no reconocida, Pilar Abel, que litiga desde hace casi diez años para que la justicia la reconozca como su hija. Abel, de 62 años, afirma que Dalí habría conocido a su madre en Cadaqués, donde residía el pintor con su mujer Gala. Cuando su madre se quedó embarazada, a principios del verano de 1955, trabajaba como empleada del hogar de una familia barcelonesa que veraneaba en la localidad gerundense. Cinco meses después de que su madre se casara con el que oficialmente es su padre, la demandante nacería en Figueras, de donde era oriundo el pintor.

En 2008, la demandante ya se sometió a pruebas genéticas gracias al ADN del pintor conservado por la familia Descharnes, descendientes de uno de sus colaboradores, Robert Descharnes. Si bien, Abel no obtuvo la respuesta esperada, pues el hijo de Descharnes confirmó a la agencia Efe que el médico que había afectado la prueba de paternidad le comunicó a él que el resultado era negativo.

De ganar el pleito y demostrar su derecho legítimo y universal en la sucesión del artista figuerense, a Abel, le correspondería a un 25 por ciento de la herencia, caudal que algunos cifran en torno a los 300 millones de euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.