www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

André Malraux: La tentación de Occidente

domingo 23 de julio de 2017, 14:27h
André Malraux: La tentación de Occidente

Edición, traducción y prólogo de Eva Aladro Vico. Ilustraciones de Santiago Eiroa Pazos. La Umbría y la Solana. Madrid, 2017. 114 páginas. 18,50 €.

Por Federico Aguilar

La editorial independiente La Umbría y La Solana ha tenido el acierto de incluir en su catálogo una obra hasta ahora de no fácil acceso en nuestro idioma y que merece no pasar desapercibida. Por su interés intrínseco y quizá sobre todo porque completa y cierra la visión de la producción de su autor, la polifacética figura de André Malraux (París, 1901-Créteil, 1976).

Novelista, ensayista y político, y ocasionalmente cineasta -emblemático es su documental Espoir, sobre un episodio de la Guerra Civil española-, cuenta en su haber con títulos de imprescindible lectura como la novela La condición humana y sus particulares Antimemorias, que nos adentran en un personaje singular -no es frecuente compaginar la condición de escritor, de buen escritor, y la de hombre de acción-, con su punto de polémico, pues en muchas ocasiones no hizo lo que se esperaba de él, guiándose siempre por la fidelidad a sí mismo. Luchador contra el fascismo, participó en la Resistencia, y desempeñó un papel esencial en la política cultural gala como ministro de Cultura del presidente Charles de Gaulle.

Su intensa vida no le impidió, sin embargo, la reflexión en torno a algunos asuntos que no solo no han perdido vigencia, sino que incluso la han acrecentado, como es la comprensión y entendimiento del Otro y de las diferentes culturas. Esta cuestión es el eje de La tentación de Occidente, novela juvenil y primeriza de Malraux, habiendo publicado solo antes de esta Lunas de papel, que él mismo se autoeditó. La tentación de Occidente vio la luz en 1926 pero en ella ya despunta el talento del intelectual francés y se muestra el tema de la relación Oriente-Occidente, que sería uno de los ejes de sus preocupaciones.

Concebida en forma de novela epistolar, forman La tentación de Occidente las cartas que se cruzan dos jóvenes: Ling W.-Y, un chino de veintitrés años, y A. D., un francés de veinticinco. Uno y otro han viajado, respectivamente, a Europa, especialmente a Francia y a China, por lo que sus comentarios se realizan desde un conocimiento de la civilización opuesta a la suya. Unos conocimientos que eran básicamente librescos y que ahora se disponen a confrontar con la realidad: “¿Qué podría decirle de los hombres de su raza? -escribe Ling W.-Y-. Los estoy estudiando; me aplico a escapar de los libros”.

Malraux toma la tradición de la novela epistolar, que en las letras francesas tiene el muy significativo ejemplo de las Cartas persas, de Montesquieu, que en España nuestro José Cadalso adoptaría para sus Cartas marruecas. Este tipo de novela tiene mucho de ensayismo, pues se desea lanzar una tesis o cuando menos promover la reflexión crítica. En el caso de Malraux, se plantean, a través de la visión de los dos personajes, las diferencias entre Oriente-Occidente desde distintos ámbitos -“Nada podría aclarar tanto la diferencia que separa nuestras sensibilidades como nuestros ensueños”, consiga el joven chino-, para proponer finalmente una suerte de superación de los contrarios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.