www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

'CASO SOULE'

Villar y su hijo Gorka salen de prisión tras pagar la fianza

EL IMPARCIAL
martes 01 de agosto de 2017, 14:54h
El expresidente de la RFEF, Ángel María Villar y su hijo Gorka, acompañados de su abogado Gabriel Rodríguez Ramos, a su salida esta tarde de la cárcel madrileña de Soto de Real.
El expresidente de la RFEF, Ángel María Villar y su hijo Gorka, acompañados de su abogado Gabriel Rodríguez Ramos, a su salida esta tarde de la cárcel madrileña de Soto de Real. (Foto: EFE)
El expresidente de la RFEF y su vástago han abonado los 450.000 euros este martes.

Ángel María Villar, su hijo Gorka y Juan Padrón han salido de la cárcel de Soto del Real tras abonar los 750.000 euros que les pedía el juez como fianza —300.000 euros para Villar y Padrón, y 150.000 para Gorka Villar—. Tras ser depositada el dinero este martes en los juzgados, ha sido en torno a las 19:00 horas cuando los tres acusados abandonaban la prisión en la que llevaban ingresados desde el 20 de julio.

El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol, que no ha aceptado preguntas, ha mostrado su agradecimiento a "todas aquellas personas" que han confiado "privada y públicamente" en él. También ha mostrado palabras de afecto hacia los reos con los que ha compartido techo en las últimas semanas. "Quiero dar las gracias a los presos del Módulo 1 por el cariño y el afecto que han tenido con nosotros. Les deseo que tengan suerte en sus litigios y espero verles en la calle", concluyó.

El magistrado de la Audiencia Nacional les puso esas fianzas al considerar que no existía riesgo de fuga puesto que se habían practicados las diligencias consideradas urgentes en esta causa, entre ellas la declaración de los principales imputados, y que "difícilmente podrían obstaculizar la instrucción".

A partir de ahora tendrán la obligación de comparecer semanalmente ante el juzgado más próximo a sus domicilios, deberán entregar el pasaporte y facilitar además un teléfono móvil donde puedan estar localizables si son requeridos en cualquier momento para ponerse a disposición del juzgado.

Mientras tanto, en la Audiencia Nacional, el juez Pedraz continúa con la instrucción del caso Soule, en la que ya han declarado hasta 12 altos cargos del fútbol español, como José María Castillón (exadministrador de la RFEF), Jorge Pérez (exsecretario general de la RFEF), Vicente Muñoz (presidente de la Federación Valenciana), Jacinto Andrés Alonso (presidente de la Riojana) o Vicente Temprado (expresidente de la Madrileña); y aún quedan por acudir al juzgado otras 11 importantes figuras como José Miguel Monje Carrillo (Presidente de la Federación de Fútbol de la Región de Murcia) o Juan Francisco Espino Navia (vicepresidente de la RFEF).

La 'operación Soule'

El pasado 18 de julio, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil detenía al presidente de la RFEF, Ángel María Villar, a su hijo Gorka, y al vicepresidente económico de la Federación, Juan Padrón. Ese mismo día, los agentes practicaban varios registros en los domicilios de los detenidos, así como en la sede de la RFEF, localizada en Las Rozas.

La investigación del juez Pedraz comenzó en el año 2016, por medio de una denuncia del Consejo Superior de Deportes (CSD). La instrucción judicial determinó que Villar, presuntamente, se habría aprovechado de su posición para organizar partidos amistosos de la selección española de fútbol y cobrar comisiones en beneficio del despacho Sports and Advisers, propiedad de su hijo Gorka, abogado especialista en derecho deportivo.

Durante los tres meses previos a las detenciones, el juez instructor, Santiago Pedraz, en colaboración con los fiscales Anticorrupción, Inmaculada Violán y Esther González —que investigan otro caso en Majadahonda—, intervino las comunicaciones de Villar y otros altos cargos de la Federación. Las escuchas telefónicas, cuyas transcricpiones se encuentran en el auto de prisión, revelaron las malas prácticas y corruptelas que rodeaban a Villar y su ambiente.

Según el auto de prisión, Villar, presidente de la Federación desde hace 29 años, creó una red corrupta, que englobaba a las federaciones territoriales y a organismos vinculados a ellas, "con la voluntad de enriquecerse y/o favorecer el enriquecimiento de terceros", de manera que también se garantizaba la mayoría necesaria para ser reelegido.

A raíz de este escándalo, Villar fue suspendido cautelarmente el pasado día 25 por el Consejo Superior de Deportes (CSD) como presidente de la Real Federación Española de Fútbol por un año, y dos días después él mismo presentó desde prisión su dimisión como vicepresidente de la UEFA y miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios