www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Deon Meyer: Ícaro

domingo 06 de agosto de 2017, 18:30h
Deon Meyer: Ícaro

Traducción de Javier Guerrero Gimeno. Salamandra. Barcelona, 2017. 480 páginas. 21 €. Libro electrónico: 14,99 €.

Por Cora Cuenca Navarrete

Plantea preguntas y juega apropiadamente con los tiempos cuando desveles las respuestas. Esa es la clave de la novela negra, la fórmula definitiva para atrapar al incauto lector, que no se dará por satisfecho hasta que obtenga su ansiada dosis de soluciones. Para el sudafricano Deon Meyer, este esquema es un viejo conocido, al igual que aquél que constituye el catalizador de su serie policiaca, protagonizada por el complicado agente Benny Griessel, que no se encuentra en su mejor momento. Pero Benny no es un protagonista al uso, un personaje al que el autor otorga todo el peso de la trama y hace responsable único de los giros argumentales, sino que entre las páginas de Ícaro convive una mezcla de elementos que van construyendo una compleja historia que, sin duda, trasciende el asesinato de Ernst Richter.

Porque como toda novela de este género que se precie, Ícaro comienza con un crimen, un pretexto para diseccionar el escenario sudafricano y el imaginario de las gentes que interactúan en él. Meyer dota al contexto y a los personajes de un gran realismo y reivindica la complejidad de las relaciones humanas que se desarrollan en la Sudáfrica post-apartheid. Su relato es dinámico y conciso, dando lugar a una estructura narrativa de inspiración cinematográfica compuesta por escenas cortas que por lo general discurren en una única localización. Los hombres y mujeres que las protagonizan presentan una fuerte personalidad que nace de las particulares historias que el autor ha imaginado para cada uno de ellos y que los respaldan. Encarnan una serie de valores y de conflictos de todo tipo surgidos de la heterogeneidad que los últimos siglos legaron a la multiétnica Sudáfrica.

Pero volvamos a Richter, el joven empresario asesinado, dueño de una web que fabrica coartadas para parejas infieles, y a cómo a un caso que parecía sencillo y simple, le van brotando aristas y ángulos que dificultarán el trabajo de Griessel y de Cupido, colega y contrapunto del protagonista al mando del cuerpo de élite conocido como los Halcones. Conforme la investigación avanza, los policías han de dar respuesta a interrogantes que se van multiplicando, en una carrera que, sea como sea, debe culminar el 24 de diciembre. Mediante la mezcla de historias que finalmente entroncan en una única resolución, Meyer hace que el lector siempre sepa más y vaya un paso por delante de los investigadores.

Los policías van realizando pesquisas particulares para cada cierto tiempo ponerlas en común e intentar extraer las conclusiones adecuadas, en una narración fragmentada donde los palos de ciego de los Halcones llevarán al lector a una desesperación momentánea. Pero no se apuren. La espera merece la pena. Porque paralela a la investigación corre otra historia, más antigua, más íntima y familiar, que arranca en el siglo XVIII. Se impone un intenso deseo de querer encajar cuanto antes a la familia Du Toit en la trama principal, de conocer cuál es su papel en el asesinato del joven magnate. De nuevo, no se desesperen. Relájense y continúen leyendo, a ser posible disfrutando de un buen vino. Las respuestas vendrán solas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios