www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Macrojuicios al estilo Erdogan

martes 08 de agosto de 2017, 12:19h
La estela del fallido golpe en Estado en Turquía continúa, y Erdogan sigue aprovechándolo para afianzar su poder autoritario. Tras la intentona, el presidente turco emprendió una severa purga en todos los sectores y ámbitos contra todos aquellos que consideraba seguidores de Fethullah Gülen, bestia negra de Erdogan aunque en otro momento aliado, al que hacia instigador y en definitiva responsable del intento de descabalgarle de la presidencia. Ahora acaba de comenzar en Turquía un nuevo macroproceso en el que parece que los encausados no van a tener todas las garantías jurídicas exigibles. Porque sobre todo el juicio se ha planteado poco menos que como un acto de propaganda a mayor gloria de Erdogan.

Muy llamativo es cómo se han orquestado las detenciones, con un desfile de los prisioneros maniatados y conducidos por soldados fuertemente armados a la prisión de Sincan, en las afueras de Ankara, donde se ha constituido el tribunal. Lo que, obviamente, buscaba y ha conseguido que numerosos fieles de Erdogan montaran un espectáculo increpando a los detenidos y pidiendo incluso para ellos la pena de muerte, cuya restauración en el país Erdogan viene barajando desde hace tiempo. Pero, lo peor es que con frecuencia, se juzgan opiniones, que no hechos.

A la vez, Erdogan prosigue con su acoso a los medios de comunicación independientes y propiciando una Turquía de cerrado credo islamista. En estos mismos días, en Estambul se ha celebrado una manifestación en donde las mujeres reclamaban su derecho a la libertad de vestimenta, después de que varias mujeres hayan sido insultadas en las calles por su manera de vestir. Y, por si fuera poco, Erdogan no ceja en su cantinela de que Alemania, contra cuyo Gobierno ha vuelto a arremeter, cobija a terroristas.

Con motivo de las masivas purgas tras el golpe, que generaron acerbas críticas de la comunidad internacional, Erdogan señaló que no le importaban en absoluto ni incluso que le llamen dictador, pues esa acusación, subrayó con altanería, le entra por un oído y le sale por el otro. Ante la cada vez mayor deriva autoritaria de Erdogan, lo mismo que este hace con las críticas, deberá hacer la Unión Europea (UE) frente a la pretensión turca de entrar en ella.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios