www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL NORUEGO LOGRÓ UN INESPERADO ORO EN LOS 400 VALLAS

Mundial de atletismo. Makwala trasciende y Warholm da la sorpresa

El atleta de Botswana Isaac Makwala, que no pudo competir en la primera ronda de 200 metros de los Mundiales porque se lo impidieron los servicios médicos de la IAAF, corrió en solitario una serie de 200 metros en el Campeonato mundial de atletismo en el estadio olímpico de Londres (Reino Unido) este miércoles, 9 de agosto de 2017.
El atleta de Botswana Isaac Makwala, que no pudo competir en la primera ronda de 200 metros de los Mundiales porque se lo impidieron los servicios médicos de la IAAF, corrió en solitario una serie de 200 metros en el Campeonato mundial de atletismo en el estadio olímpico de Londres (Reino Unido) este miércoles, 9 de agosto de 2017. (Foto: EFE/Sean Dempsey)
Efe
jueves 10 de agosto de 2017, 00:43h
El atleta botsuanés se clasificó para la final de los 200 metros tras clasificar a semis corriendo en solitario.
Isaac Makwala y Wayde Van Niekerk podrán librar este jueves en 200 metros uno de los grandes duelos de los Mundiales, al que este último llega debilitado tras clasificarse en la repesca, mientras el botsuanés lo hará con hambre de victoria después de no haber podido correr la final de 400 por prescripción facultativa.

Las semifinales de 200 disputaron el protagonismo de la jornada a las tres finales, así como la presencia en pista del ídolo local, Mo Farah, que se ganó sin alardes el puesto en la final de 5.000, camino de un nuevo doblete del fondo.

Van Niekerk, campeón mundial de 400 la noche del martes, luchará mañana por el doblete en la final de 200 frente a Makwala, el más veloz del mundo en lo que va de año (19.77), que hoy tuvo que hacer dos carreras, una de ellas en solitario para llegar a la final.

Dos horas después de correr solo, bajo la lluvia, autorizado por la IAAF a buscarse un puesto en semifinales tras ser declarado "médicamente apto", Makwala regresó a la pista para sentar plaza de finalista, con otro remojón por la encharcada calle uno.

Lo hizo con el segundo puesto en la primera carrera y una marca de 20.14, a dos centésimas del estadounidense Isiah Young. Minutos después, Van Niekerk sólo obtuvo el tercer puesto en la tercera semifinal con 20.28, repescado por tiempos para la carrera decisiva.

Al final de la jornada, la estadounidense Phyllis Francis corrió el 400 más rápido de su vida (49.92) para proclamarse campeona mundial derrotando a las favoritas, la estadounidense Allyson Felix y la bahamesa Shaunae Miller-Uibo, que se venían disputando la supremacía en las grandes competiciones.

La medalla de plata tampoco fue para ninguna de las dos grandes. La bahrainí Salwa Eid Naser, de sólo 19 años, se metió también por delante de ellas con una marca de 50.06, récord nacional.

Un bronce con 50.08 fue todo lo que obtuvo Allyson Felix, la atleta que más medallas de oro olímpicas (seis) y mundiales (nueve) tiene de la historia. Su bronce eleva a 14 el número de metales cosechados por "Patas de Pollo" en campeonatos del mundo.

A sus 31 años, Allyson Felix, líder del ránking del año con sus 49.65 de Londres en julio, defendió su título mundial con la determinación y la elegancia de siempre, pero esta vez las fuerzas le abandonaron ya antes de acabar la última curva.

La gran sorpresa del día fue Karsten Warholm, un noruego de 21 años que en apenas tres semanas ha pasado de ser campeón de Europa sub-23 a titular mundial de 400 metros vallas en una carrera insolente desde el disparo.

Una marca de 48.35 le entregó la medalla de oro al más joven de los finalistas, por delante del turco-cubano Yasmani Copello (48.49) y del gran favorito, el estadounidense Kerron Clement (48.52), en tanto que el dominicano Juander Santos, hermano del velocista Luguelín, llegó sexto con 49.04.

Con una alineación renovada de finalistas, el favorito era un clásico, Kerron Clement, de 31 años, actual campeón olímpico y con dos títulos mundiales en su historial, pero se encontró con un rival insospechado, que sin presión alguna atacó los obstáculos con agresividad y fue en cabeza desde la primera valla.

En el círculo de peso, la china Gong Lijiao, que tenía seis medallas en grandes competiciones, se colgó la séptima, primera de oro, al conseguir el título con una marca de 19,94 metros.

La húngara Anita Marton, con su último tiro, de 19,49, arrebató la medalla de plata a la campeona olímpica, la estadounidense Michelle Carter, que se quedó en 19,14.

China se afirma cada día como gran potencia en lanzamientos (plata y bronce en jabalina, plata en martillo en Londres hasta hoy). Metió a tres atletas en la final de peso y una, Lijiao Gong, como líder de la ronda de clasificación con 18,97.

Omnipresente en las grandes finales desde 2007 (seis medallas, aunque ninguna de oro hasta hoy), Gong era la única que este año había superado la barrera de los 20 metros (20,11) y, con la neozelandesa Valerie Adams (cuatro veces campeona) y la alemana Christina Schwanitz (defensora del título) ausentes, partía como gran favorita para hacerse, al fin, con un oro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios