www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA EXPLOSIÓN DEL CHALÉ DE ALCANAR FORZÓ UN "PLAN B"

Los terroristas planeaban dos grandes atentados simultáneos en Barcelona y Cambrils

Estado en el que quedó la casa de Alcanar en la que los terroristas preparaban los explosivos.
Estado en el que quedó la casa de Alcanar en la que los terroristas preparaban los explosivos. (Foto: EFE/Jaume Sellart)
EL IMPARCIAL
domingo 20 de agosto de 2017, 18:02h
Tres furgonetas cargadas de explosivos en la capital y una matanza en Cambrils.

Según informaciones de los cuerpos de seguridad, los terroristas planificaron dos atentados simultáneos: Uno en Barcelona, donde iban a usar grandes cantidades de explosivos en un sitio concurrido –con la Sagrada Familia entre sus objetivos-, y otro, de manera simultánea, lanzándose al paseo marítimo de Cambrils para provocar una matanza a cuchilladas.

Los terroristas que perpetraron los atentados de Barcelona y Cambrils formaban parte de una célula que pretendía atentar con tres furgonetas-bomba, pero la explosión del chalé de Alcanar (Tarragona), donde preparaban los explosivos, les obligó a cambiar los planes y optaron por un ‘plan b’.

Según ha explicado el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, los yihadistas alquilaron tres furgonetas: una ha sido hallada en un parking de Vic, otra en Cambrils y otra es el que fue utilizada para perpetrar el atentado de La Rambla.

La idea inicial era cargar los vehículos con los explosivos de Alcanar, para posteriormente hacerlos estallar en puntos de gran tránsito de personas, con la idea de segar el mayor número de vidas posible.

Preguntado sobre si la Sagrada Familia podría ser uno de los objetivos de célula, el mayor no ha querido concretar: "Es una información que no podemos aportar en este momento; cuando tengamos la suficiente fiabilidad de uno o más lugares donde se quería cometer el atentado, se informará a la autoridad judicial", ha dicho.

Los Mossos trabajan con la hipótesis de que la gran explosión que se produjo en la casa de Alcanar la noche del día 16 precipitó los atentados del día siguiente en Barcelona y Cambrils, que los terroristas "no pudieron hacer de la forma prevista con el uso de explosivos, porque se habían inutilizado" en la detonación de Alcanar, ha señalado Trapero.

Además de las bombonas de butano, los Mossos encontraron en la casa de Alcanar material habitual del Daesh para fabricar explosivos, como acetileno y TATP, y siguen buscando más material, aunque es un proceso muy laborioso que se tiene que llevar a cabo con mucha precaución para evitar que haya más explosiones.

Según Trapero, la casa de Alcanar era el escenario en el que la célula preparaba los explosivos para cometer "uno o varios atentados" en la ciudad de Barcelona con el objetivo de hacer "bastante más daño" del que lograron provocar en la Rambla, con trece muertos, y Cambrils, con una fallecida.

Los controles, claves para evitar una matanza a cuchilladas en Cambrils

Según información que publica El País, los cinco terroristas abatidos en Cambrils se dirigieron a la localidad costera para perpetrar un ataque con cuchillos a lo largo del paseo marítimo. Iban armados con armas blancas para recorrer la zona acuchillando a los viandantes que se encontraran a su paso, numerosos al elegir la noche como momento del ataque.

Sin embargo, los controles situados en la zona les impidieron acometer su objetivo. Una vez se saltaron varios, los agentes fueron tras ellos, acabando con el choque de su Audi A3 y el enfrentamiento contra los mossos que deparó en la muerte de los cinco terroristas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios