www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA FISCALÍA PIDE PRISIÓN INCONDICIONAL PARA LO CUATRO DETENIDOS

Los terroristas querían atentar contra la Sagrada Familia

De izquierda a derecha: Mohamed Houli Chemal (21), Dris Oukabir, Salah El Karib (34) y Mohammed Alla (27).
De izquierda a derecha: Mohamed Houli Chemal (21), Dris Oukabir, Salah El Karib (34) y Mohammed Alla (27).
EL IMPARCIAL/Efe
martes 22 de agosto de 2017, 09:30h
Los cuatro detenidos en relación con los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) ya están en la sede de la Audiencia Nacional para prestar declaración ante el juez Fernando Andreu, que decidirá si mantenerlos en prisión provisional.

Los cuatro detenidos la semana pasada en relación con la célula de los atentados de Cataluña han terminado de declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, y la Fiscalía ha pedido prisión sin fianza para todos ellos, lo que tendrá que decidir ahora el magistrado.

Ahora, el juez Andreu deberá decidir sobre las medidas pedidas por la Fiscalía, que les atribuye delitos de integración en organización terrorista, asesinato terrorista a todos ellos inicialmente, estragos terroristas y tenencia de explosivos.

El primero en prestar declaración ha sido Mohammed Houli Chemlal (21), el terrorista que resultó herido en la explosión del chalé de Alcanar (Tarragona). Chelal ha ratificado ante el juez de la Audiencia Nacional que la célula preparaba un atentado mayor con explosivos en "monumentos" de Barcelona. El detenido se ha ratificado ante el juez en la declaración que prestó ante los Mossos d'Esquadra, a los que proporcionó información clave para la investigación de los atentados, y no ha implicado en la célula a más miembros que los doce que ya baraja la policía.

Chemlal, que ha declarado durante una hora y cuarto, es el primero de los cuatro terroristas detenidos por los atentados que ha comparecido hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, tras lo que la Fiscalía ha pedido su ingreso en prisión incomunicada y sin fianza. En su interrogatorio, el detenido ha explicado al juez que la célula, que la policía ya da por desarticulada, estaba intentado fabricar explosivos en la casa de Alcanar que la madrugada del pasado jueves quedó derruida por una explosión, con el fin de atentar en monumentos de la capital catalana.

Según fuentes de RTVE, el presunto terrorista habría pensado en atentar contra la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona.

El terrorista imputado, al que se ha preguntado especialmente por sus actividades y las del resto de la célula en los meses previos al atentado, ha señalado además que, personalmente, su intención era llevar a cabo los atentados de noche, de forma que causaran los menores daños personales posibles, han añadido las mismas fuentes.

Aparte de los doce miembros de la célula detenidos o abatidos tras los atentados, incluido él mismo, Chemlal no ha involucrado ante el juez a más personas que pudieran integrar al grupo terrorista ni colaborar con él.

También ha comparecido Driss Oukabir, originario de Marsella (Francia) y a cuyo nombre se alquiló una furgoneta usada por los terroristas. Oukabir, primer detenido por los Mossos d'Esquadra por el atentado de Barcelona, ha reconocido que alquiló dos furgonetas (que serían utilizadas por los terroristas) pero pensando que eran para hacer una mudanza y se ha desvinculado de la célula yihadista, asegurando que no sabía nada sobre ella. Esto supone un cambio en su versión de los hechos puesto que Oukabir dijo a los mossos que "le habían robado el pasaporte" para alquilar los vehículos.

Otro de los detenidos es Salah El Karib, de 34 años y que regenta un locutorio. El arrestado ha reconocido que compró por internet billetes de avión para Driss Oukabir con destino a Marruecos y también para el imán, pero que lo hizo a cambio de una comisión, cosa que hacía habitualmente para clientes de su negocio que no tenían tarjeta de crédito.

El cuarto arrestado, Mohamed Aallaa, de 27 años, detenido en Ripoll y hermano de Sadi Aallaa, que también murió abatido en Cambrils, ha sido preguntado por el coche marca Audi a su nombre que usaron los terroristas en el atentado del paseo marítimo de Cambrils y con el que previamente habían viajado a París. El detenido ha dicho que el coche era en realidad de su hermano, puesto que él ya tiene uno, y que figura como titular por una cuestión de seguros.





¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios