www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Luca d’Andrea: La sustancia del mal

domingo 27 de agosto de 2017, 17:39h
Luca d’Andrea: La sustancia del mal

Traducción de Xavier González Rovira. Alfaguara. Barcelona, 2017. 468 páginas. 20,90 €.

Por Ángela Pérez

El profesor italiano Luca d’Andrea, que imparte clases de literatura e historia, publicó hace algunos años la trilogía juvenil Wunderkind, y fue guionista de la serie documental Mountain Heroes, que refleja las vicisitudes y el día a día de un equipo de rescate alpino. La serie alcanzó gran éxito y difusión, pero lo que no sabía D’Andrea es que iba a cambiarle la vida, hacerle olvidar la precariedad que le cercaba, y llevarle a ser aclamado como autor de una de las novelas encaramadas en la lista de los libros más vendidos durante mucho tiempo y en distintos países, traducirse rápidamente a más de una treintena de idiomas, y estar en marcha la adaptación a serie televisiva por los creadores de Gomorra, otro bombazo editorial debido a su compatriota Roberto Saviano.

Porque a raíz de su participación en el documental, le surgió la inspiración para escribir La sustancia del mal, título con el que debuta con todos los honores en el thriller, un género que goza del interés y beneplácito de millones de lectores en todo el mundo, pero que es muy competitivo al contar en él con grandes maestros. Sin embargo, no es aventurado pensar que a partir de ahora el propio D’Andrea será consignado entre ellos. En La sustancia del mal, D’Andrea maneja con dominio todos los resortes del thriller, ofreciéndonos una sorprendente trama que te atrapa desde principio a fin.

La novela entremezcla dos épocas. Un aciago día de 1985, la región de Bletterbach, en la frontera italo-alemana, sufrió una intensa tormenta. Pero no solo eso. La localidad alpina se vio conmocionada por el brutal asesinato de tres jóvenes, a los que sorprendió en la montaña la furia de la Naturaleza. Una Naturaleza que juega un papel protagonista en la novela, y que no se presenta precisamente con tintes idílicos. Han transcurridos treinta años desde ese terrible momento, pero el estremecedor crimen, de inusitada crueldad, no se ha esclarecido. Al pueblo llega el documentalista norteamericano Jeremiah Salinger, acompañado de su mujer y su pequeña hija.

Un poco por azar, a Salinger -narrador de la historia-, le relatan lo sucedido hace tres décadas. Lo que pasó comienza a obsesionarle sobremanera, sobre todo porque parece que todos en el pueblo quieren enterrar los trágicos hechos. Algo que a Salinger le incita aún más a investigar y descubrir qué ocurrió, incluso a costa de enfrentarse a la población que da la impresión de ser cómplice o, cuando menos, esconder secretos que bajo ningún concepto quieren que salgan a la luz.

¿Quién asesinó de forma tan inhumana y brutal a los jóvenes montañeros? “Siempre es así. En el hielo, uno primero oye la voz de la Bestia, y luego muere”, leemos en el sugerente comienzo de La sustancia del mal. Atrévase a escuchar esa voz. Se lo pasará de miedo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios