www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Putin juega a la guerra

lunes 28 de agosto de 2017, 10:09h

Rusia ha anunciado a bombo y platillo unas maniobras militares para el próximo mes. Serán con gran parafernalia y a gran escala, estando prevista la participación de la masa de maniobra del ejército ruso. El motivo es un ensayo general de cómo protegerse y detener a un presunto enemigo europeo. La OTAN ha dicho que no habrá ninguna respuesta, si bien no dejará de observar de cerca y atentamente dichas maniobras y sus movimientos, y ha pedido al Kremlin transparencia en ellas.

Por su parte, Estados Unidos ha manifestado que incrementará su presencia mientras duren las maniobras y desplegará una compañía de soldados en cada uno de los países bálticos antes de su comienzo. El Kremlin ha querido curarse en salud insistiendo en que serán maniobras rutinarias, en la línea de las que organiza cada cuatro años. Pero ya conocemos su grado de sinceridad y transparencia, como al proclamar que sus intervenciones en Siria solo buscaban combatir al Estado Islámico, cuando perseguían afianzar en el poder a Basar al-Assar, uno de sus más sangrientos amigos. Como lo es Nicolás Maduro, que no le hace ascos, sino todo lo contrario, a una posible alianza con Putin, quien no ahorra elogios hacia el dictador venezolano, al que manifestó admirar por su “coraje”.

Las maniobras orquestadas por Rusia no dejan de despertar inquietud. Muy significativa es la reacción de Lituania, cuyo ministro de Defensa ha declarado que Rusia pretende restaurar su dominación en la zona y cambiar así el sistema de defensa en Europa. La preocupación no es superflua. Sin alarmismos, resulta peligrosa la querencia de Putin por jugar a la guerra. Un personaje que no renuncia a su anhelo imperialista, como demostró con creces en su arbitraria e ilegal anexión de Crimea.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios