www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL SUR DE ESTADOS

Harvey se adentra en Luisiana tras dejar 30 muertos en Texas

Varias personas son rescatadas de su barrio inundado por el huracán Harvey en Houston, Texas, Estados Unidos, el pasado 29 de agosto.
Varias personas son rescatadas de su barrio inundado por el huracán Harvey en Houston, Texas, Estados Unidos, el pasado 29 de agosto. (Foto: EFE)
EL IMPARCIAL/Efe
miércoles 30 de agosto de 2017, 15:40h
Houston sigue sumergida y se espera que las inundaciones vayan a más.

La población de Luisiana, aún con el terrible recuerdo dejado por el Huracán Katrina en 2005, se prepara para la envestida de la tormenta tropical Harvey, que continúa dejando copiosas lluvias en el extremo sureste de Texas y avanza ahora hacia el estado sureño, meca del soul y el blues.

Las últimas informaciones oficiales las ha dado el Centro Nacional de Huracanes (NHC) en su boletín de las 12.00 GMT: la tormenta presenta vientos máximos de 45 millas por hora (75 km/h) y se encuentra a 25 millas (40 kilómetros) al oeste-noroeste del lago de Charles (Luisiana) y a 30 millas (50 kilómetros) al noreste de Port Arthur, en Texas.

Se mueve hacia el norte con una velocidad de 9 millas por hora (14 km/h) y se espera un "debilitamiento gradual" del sistema y su "degradación a depresión tropical esta noche". Según un probable patrón de trayectoria, el ojo de Harvey se moverá a través de la parte baja del valle del Misisipi y de Tennessee.

La tormenta tropical Harvey avanza hacia los estados de Luisiana, Tennessee y Kentucky. NHC

Con todo, los meteorólogos advierten de que Harvey podría producir nuevas lluvias con acumulaciones de 7 a 15 centímetros hasta el viernes, desde el suroeste de Luisiana y la frontera al este de Texas, hacia el oeste de Kentucky, con acumulaciones aisladas de 25 centímetros.

"Mientras que la amenaza de fuertes lluvias han cesado en la zona de Houston/Galveston, la amenaza de graves inundaciones continuará alrededor del este Houston hacia el suroeste de Luisiana el resto de la semana", alertaron los expertos del NHC.

El NHC insistió en alertar a la población sobre la importancia de "no intentar conducir en las zonas afectadas, evitar hacerlo por las carreteras inundadas y permanecer protegidos en un lugar seguro".

El otro gran peligro es el aumento del nivel del mar en las zonas costeras, debido a la marejada ciclónica y las altas olas que provocan los fuertes vientos, y en algunas zonas se esperan aumentos del nivel del mar hasta un metro de altura.

El presidente de EEUU, Donald Trump, vistió ayer una de las zonas más dañadas por el huracán, Corpus Christi, una ciudad de 320.000 habitantes a 350 kilómetros al sur de Houston y que lucha por recuperarse del impacto que sufrió el viernes cuando el ojo del huracán Harvey tocó tierra a pocos kilómetros con fuertes vientos de 215 kilómetros por hora.

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, mientras es informado sobre el huracán Harvey, en la Estación de Bomberos 5 en Corpus Christi, Texas (EE.UU.). EFE

Houston, bajo las aguas

Mientras tanto, en una Houston completamente anegada, las fuerzas de seguridad siguen intentando socorrer a la población, que empieza a ser consciente de que harán falta meses para recuperarse del desastre.

Las autoridades tejanas elevaron el martes la cifra provisional de muertos por el paso de Harvey a al menos 30 fallecidos aunque reconocieron que probablemente este guarismo aumentará, dado que las labores de rescate y las lluvias continúan.

Camiones de la Guardia Nacional de Texas que llevan a víctimas de inundaciones pasan junto a vehículos sumergidos después del paso del huracán Harvey en Houston, Texas, Estados Unidos, 29 de agosto de 2017. EFE

De hecho, lo peor se espera para este miércoles y el jueves. Se estima que las crecidas de los ríos alcanzarán su pico máximo entre hoy y mañana. Además los expertos temen que al desbordamiento de la presa Addicks, que colapsó el lunes, se una el de la presa Barker, que se encuentra al oeste de Houston, algo que aumentaría aún más el nivel de las aguas que han llegado en algunos puntos a más de 130 centímetros.

Las autoridades estudian ahora si liberar agua de los embalses de forma controlada para evitar que puedan colapsar y romperse en alguno de sus puntos, lo que sería aún más dañino para la ya de por sí azotada zona norteamericana .

Por otro lado, las fuerzas de seguridad temen que se repitan las escenas de saqueo y pillaje que se han producido en los últimos días, razón por la cual el alcalde de la ciudad El alcalde de la Sylvester Turner, impuso el toque de queda durante la noche del martes al miércoles.

Un perro mira desde la parte trasera de una camioneta después de que fuera rescatado de un barrio inundado. EFE

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios