www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿Dialogar con el dictador Maduro?

viernes 01 de septiembre de 2017, 14:05h

Venezuela no solo avanza en su dictadura, una vez laminada la separación de poderes y convertidos todos en meras extensiones del Palacio de Miraflores, sino que cada vez se van conociendo más actuaciones del chavismo que revelan su rostro más siniestro. El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU ha hecho público su informe definitivo sobre lo que hoy pasa en el país caribeño. El informe resulta estremecedor, y en él se certifica la sistemática violación de los derechos humanos, detenciones arbitrarias, recurso a la tortura, ejecuciones extrajudiciales, asesinatos, y desapariciones forzosas. Todo un catálogo de horrores que se ha articulado desde el propio poder, como bien se subraya en el informe: “El uso generalizado y sistemático de fuerza excesiva durante las manifestaciones y la detención arbitraria de manifestantes y presuntos opositores políticos denota que no se trata simplemente de actos ilegales o insubordinados de funcionarios aislados».

El informe, asimismo, recalca que prácticamente la democracia ha muerto en Venezuela. Pero no solo es así. Para que le resulte imposible renacer, el chavismo un día sí y otro también se emplea a fondo en más y más represión. Ahora la ilegal y espuria Asamblea Constituyente ha comenzado a perseguir por decreto a los opositores bajo la acusación de “traidores a la patria”, empezando por Julio Borges, presidente del legítimo Parlamento venezolano.

En estas circunstancias, continuar con un buenismo que parece desconocer la auténtica catadura de Nicolás Maduro y de su régimen resulta no solo inútil, sino también hiriente para la inmensa mayoría de los venezolanos que sufren la represión bolivariana. ¿Cómo es posible que el expresidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, haya vuelto raudo a ver a Maduro para continuar con su mediación a favor del diálogo entre chavistas y opositores? Nicolás Maduro ha vuelto a acoger con los brazos abiertos a Rodríguez Zapatero -pero no está claro que la Mesa de la Unidad Democrática se reúna con él-, quien, en realidad, con sus visitas al tirano venezolano no hace otra cosa que facilitarle balones de oxígeno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios