www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL MUNDO CONDENA UN ENSAYO QUE QUINTUPLICA EN POTENCIA AL ANTERIOR

Corea del Norte se ufana de haber probado "con total éxito" la bomba H

Corea del Norte se ufana de haber probado 'con total éxito' la bomba H
EL IMPARCIAL/Efe
domingo 03 de septiembre de 2017, 08:05h
Puede ser instalada en uno de sus misiles balísticos intercontinentales.

Corea del Norte ha confirmado este domingo en la televisión estatal norcoreana KCTV que la bomba de hidrógeno que ha probado durante esta madrugada con "total éxito" puede ser instalada en uno de sus misiles balísticos intercontinentales. El nuevo ensayo atómico se llevó a cabo con un artefacto cargable en los misiles balísticos intercontinentales que ha desarrollado Pyongyang, señaló el medio estatal después de que un fuerte terremoto de origen artificial fuera detectado cerca de la base norcoreana de pruebas nucleares de Punggye-ri.

"El test fue realizado con una bomba con un poder sin precedentes", señaló la locutora, quien añadió que el ensayo tuvo "dos fases" y que no se ha producido "ninguna fuga de materiales radiactivos ni impacto adverso en el medio ambiente".

El nuevo ensayo armamentístico norcoreano fue ejecutado por orden directa del líder Kim Jong-un, según la KCTV, que mostró fotografías del mandatario en su despacho y sus habituales imágenes propagandísticas sobre anteriores lanzamientos de misiles.

La prueba "tenía como objetivo examinar y confirmar la precisión y credibilidad de la tecnología de control de la potencia nuclear, así como del nuevo diseño y estructura internos para manufacturar bombas H instalables en ICBMs", añadió la agencia estatal KCNA.

Japón, Corea del Sur y la ONU lo confirman

El fuerte seísmo detectado en Corea del Norte en la región que alberga las instalaciones nucleares al noreste del país fue causado por un nuevo ensayo atómico, según afirmó hoy el Gobierno nipón tras analizar los datos del terremoto. "Hemos llegado a la conclusión de que Corea del Norte ha realizado su sexta prueba nuclear", dijo en rueda de prensa el ministro nipón de Asuntos Exteriores, Taro Kono, tras señalar que el seísmo alcanzó los 6,1 grados en la escala abierta de Ritcher y tuvo su hipocentro a muy poca profundidad.

El seísmo fue detectado en torno a las 12.30 hora local (3.30 GMT) en la provincia de Hamgyong del Norte, fronteriza con China, donde se ubica la base de pruebas nucleares de Punggye-ri, escenario de los cinco ensayos atómicos norcoreanos hasta la fecha.

Seúl señaló que el seísmo tuvo 5,7 grados de magnitud y fue originado por "causas artificiales", por lo que "posiblemente" se trató de un test atómico, según dijo en un comunicado el mando conjunto de las fuerzas surcoreanas.

Por su parte, el Centro de Redes Sismológicas de China indicó que el temblor fue de 6,3 grados Ritcher y se originó a menos de un kilómetro de profundidad, e informó de la detección de un segundo terremoto de menor intensidad (4,6 grados) unos ocho minutos después del primero.

La Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO) también confirmó la detección de un "inusual evento sísmico" en Corea del Norte, con una magnitud "más fuerte que en las anteriores pruebas nucleares declaradas" del país asiático.

El Ejército surcoreano ha elevado su nivel de alerta al máximo ante la nueva provocación del país vecino, mientras que Tokio ha enviado aviones de reconocimiento de sus fuerzas aéreas para medir posibles variaciones en los niveles de radiactividad en el aire.

Tokio, Seúl y Washington tienen previsto mantener una conferencia telefónica hoy para analizar la situación y dar una respuesta conjunta a la nueva prueba nuclear de Pyongyang, que tiene lugar en la misma semana en que el régimen de Kim Jong-un lanzó un misil balístico sobre Japón que cayó en el Pacífico.

El aparente sexto ensayo atómico norcoreano se produjo unas horas después de que Pyongyang anunciara que ha desarrollado una bomba de hidrógeno que puede ser instalada en un misil balístico intercontinental (ICBM).

5 veces más potente

El nuevo ensayo nuclear norcoreano con una bomba de hidrógeno tuvo una potencia estimada de unos 100 kilotones, lo que supone el quíntuple que el anterior test atómico llevado a cabo hace un año por Pyongyang, informó el Gobierno surcoreano.

La fuerza del sexto test atómico ejecutado por Pyongyang también multiplicó por cinco la de la bomba atómica lanzada por Estados Unidos sobre la ciudad nipona de Nagasaki en la II Guerra Mundial, afirmó el jefe del comité parlamentario surcoreano de Defensa, Kim Young-woo, en declaraciones a la agencia local Yonhap.

Además, la explosión fue unas once veces superior a la detectada en enero del año pasado, cuando Pyongyang afirmó haber probado otra bomba de hidrógeno, aunque análisis posteriores apuntaron a que se trataba de un artefacto de características menos potentes.

Corea del Norte había llevado a cabo cinco ensayos nucleares hasta la fecha, de los cuales los dos últimos tuvieron lugar en enero y septiembre de 2016.

La potencia de la detonación detectada hoy por los organismos geológicos de Corea del Sur, Japón y China, así como por la Organización del Tratado de Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO, en sus siglas en inglés), indica que se trató de un ensayo mucho más potente que los cinco anteriores.

Los medios oficiales norcoreanos anunciaron que la bomba de hidrógeno que ha probado hoy el país con "total éxito" puede ser instalada en uno de sus misiles balísticos intercontinentales (ICBM), lo que de confirmarse supondría un peligroso avance armamentístico para el régimen de Kim Jong-un.

Reacciones en todo el mundo

El test nuclear norcoreano ha suscitado la condena mundial, así como la petición de China -principal aliado de Pyongyang- de que retome el diálogo y la de Rusia a los países más amenazados -Coreadel Sur, EEUU y Japón- a que mantengan la sangre fría. Apenas unos minutos después de que las autoridades de Pyongyang confirmaran la realización de su sexta prueba nuclear, el responsable de la Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, y su homólogo estadounidense, el teniente general H.R. McMaster, trataron durante más de veinte minutos por teléfono la respuesta al ensayo.

Además, el gobierno surcoreano y el de Japón mostraron su intención de solicitar junto a Washington una nueva reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

Seúl "nunca permitirá a Corea del Norte continuar avanzando con sus tecnologías nuclear y de misiles", afirmó el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en una reunión urgente del Consejo Nacional de Seguridad.

Moon llamó a "imponer las sanciones más fuertes posibles" por el Consejo de Seguridad Nacional de Naciones Unidas para incrementar el aislamiento del régimen que lidera Kim Jong-un.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, consideró "intolerable" el nuevo test nuclear, que supone "una grave e inmediata amenaza de seguridad" que "incrementa aún más el peligro del régimen" y "menoscaba seriamente a la paz y a la seguridad en la región".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, exigió al régimen de Kim Jong-un poner fin "de inmediato" a todas sus actividades nucleares y de misiles balísticos "de forma completa, verificable e irreversible", y le pidió reanudar el diálogo con la comunidad internacional.

Stoltenberg destacó la preocupación de la Alianza por el "patrón de comportamiento desestabilizador que supone una amenaza para la seguridad regional e internacional".

Durante la inauguración de la cumbre de potencias emergentes BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica), el presidente de China, Xi Jinping, eludió en su discurso a Corea del Norte, precisamente en el día en el que el país vecino hacía su sexto ensayo nuclear, aunque simultáneamente el Ministerio de Exteriores chino emitió una enérgica condena contra Pyongyang.

Pekín pidió a Pyongyang que respete las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, "deje de tomar decisiones equivocadas" y vuelva "de forma real al camino del diálogo".

Rusia tachó el test norcoreano de "seria amenaza para el mundo", e insistió en que todas las partes implicadas en el conflicto en la península coreana deben volver conversar.

"Seguir en esta línea puede tener serias consecuencias para la propia Corea del Norte", añadió la nota de Exteriores.

Al mismo tiempo, Moscú llamó al resto de los países a "mantener la sangré fría y evitar cualquier acción que continúe con la escalada de tensión".

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, reclamó a los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y a la Unión Europea una respuesta "rápida".

El mandatario condenó "con la mayor firmeza" la prueba e instó en un comunicado a los miembros del Consejo a que reaccionen "rápidamente a esta nueva violación por Corea del Norte del derecho internacional".

En este sentido, desde la Unión Europea se pide a Pyongyang que se implique en un diálogo "creíble y significativo" orientado a conseguir la desnuclearización de la península coreana y la implementación de las resoluciones de Naciones Unidas.

La presidenta de turno de la comisión preparatoria de la Organización del Tratado de Prohibición Total de Ensayos Nucleares (CTBTO), la panameña Paulina Franceschi, consideró el test de "totalmente inaceptable, ya que constituye una grave amenaza para la paz y estabilidad internacional".

La actual embajadora de Panamá ante los organismos internacionales en Viena destacó que este ensayo "es un asunto de máxima preocupación" para la comunidad mundial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios