www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SUBIDA A SIERRA NEVADA ANTES DE LA JORNADA DE DESCANSO

La Vuelta. Contador lo vuelve intentar, López gana y Froome no se inmuta

La Vuelta. Contador lo vuelve intentar, López gana y Froome no se inmuta

EL IMPARCIAL/Efe
domingo 03 de septiembre de 2017, 17:56h
El británico se apoyó en su equipo para ampliar distancias. Clasificaciones

La decimoquinta etapa de la Vuelta 2017 parece haber firmado un relevo en lo que a la exclusividad del espectáculo montañoso se refiere. Alberto Contador, que afronta sus últimos kilómetros como ciclista profesional, se rindió ante el evidente efecto que la biología ha causado en su rendimiento al tiempo que se confirmó la explosión de Miguel Ángel López. 'Superman' se coronó en Sierra Nevada, se segunda etapa de la carrera española, en un día en el que nadie pudo evitar que el Sky protegiera a Froome.

El colombiano, mejor escalador y líder de los jóvenes -tiene 23 años- repitió el triunfo logrado en Calar Alto aunque esta vez lo hizo de manera más simbólica: se pegó al ataque lejano que ideó un Contador ambicioso para rematar al madrileño y dejarle clavado, de camino a la meta. En ese trance rebasaría también a otro superclase, el británico Adam Yates. López llegó en primer lugar al destino, con una media de 36,1 kms/hora y 36 segundos sobre el ruso Zakarin, que saltó del grupo de favoritos a última hora para acceder al podio.

La etapa corta presagiaba una traca final para relamerse, y así aconteció por obra y gracia de un Alberto Contador que pareció rendirse. Los 129 kilómetros y tres puertos (3.305 metros de desnivel) ofertaban un devenir casi al sprint y en la primera hora se atravesaron 51 kilómetros. De salida se formó la fuga con Theuns (Trek), hombre de Contador, Trentin (Quick Step), Oliveira (Movistar), Van Asbroeck (Cannondale), Armée (Lotto-Soudal), Anthony Pérez y Rossetto (Cofidis) y Lluis Mas (Caja Rural) y, a partir de ahí, la jornada se desarrolló con frenesí.

El Sky dio tregua a los fugados, pero en el Alto de Hazallanas (puerto de primera) sólo disponían de 40 segundos sobre Bardet y Adam Yates, los dos astros descolgados de un pelotón que circulaba a tres minutos. En el siguiente ascenso, el del Purche (también de primera categoría), Yates era ya cabeza de carrera, luciendo pedigrí (fue cuarto y mejor joven en el Tour 2016).

Sin embargo, como marcaban los pronósticos, Contador movió ficha tratando de desestabilizar a los gallos. Lo hizo desde lejos, a 7 kilómetros de la cima. A su rueda saltaría López, conformando una pareja que podría poner en jaque a cualquiera. Yates haría cima con un minutos sobre el madrileño y éste cosechó 45 segundos de ventaja con Froome. En ese tramo, y hasta el punto decisivo de la escalada final, Alberto saboreaba su regreso al podio, pero los 19,3 kilómetros hasta el Alto Hoya de la Mora, a 2.500 metros de altitud, se le atragantaría. Y el "Superman" colombiano le ajusticiaría sin miramientos.

Por detrás el Sky lo copaba todo. Su control, con Mikel Nieve sensacional, y la falta de oxígeno, extendió la precaución hasta Nibali, que esbozó un tímido ataque antes de ceder terreno con el líder en la meta. El potenciómetro volvió a marcar el paso de un keniata sin nervios ni apuros. Y a 6 para la cima López reventó a Contador, camino de la gloria. Yates sollozaba al ver la llegada de un cafetero que no frenaría hasta alcanzar su segunda etapa de la actual edición de La Vuelta, el cuarto triunfo de su currículo en este curso y su acceso a la sexta plaza general.

Así, antes de la jornada de descanso y de la contrarreloj de 40 kilómetros, Froome amplió distancias. Ahora es líder con 1.01 minutos sobre Nibali, el segundo y único rival cercano. Contador, protagonista, terminó cayendo hasta el noveno puesto, a 3.59 y a 1.51 del "cajón". Y David de la Cruz (Quick Step) salió de los 10 primeros tras hundirse desde el Purche. Perdería 5 minutos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios