www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 5: BARCELONA 6 EIBAR 1

Messi saca al Barcelona del bostezo y el Eibar sucumbe | 6-1

Messi saca al Barcelona del bostezo y el Eibar sucumbe | 6-1

martes 19 de septiembre de 2017, 23:46h
Ganó con el mínimo esfuerzo a un equipo valiente. Por Diego García

El Camp Nou acogió el partido de este martes entre Barcelona y Eibar con media entrada en el graderío. Como si el aficionado azulgrana se oliera lo venidero, la tribuna de apariencia desierta ejerció como marco de un arranque de partido de bostezo, con dos equipos que jugaban a un ritmo congelado y en el que ambos presionaban y mantenían a sus defensas muy adelantadas. Los vascos lucieron personalidad en el arranque del combate hasta el punto de condicionar a los cules, plagados de rotaciones e incapaces de trazar circulaciones fluidas en campo ajeno.

Valverde dio descanso a Luis Suárez, Rakitic y Jordi Alba e incluyó como titulares a Macherano, Paulinho, Deulofeu, Digne y Denis Suárez. Así, el once elegido sufrió para entrar en calor y fueron los armeros, gobernadores posicionales del primer cuarto de hora, los que convertirían a Ter Stegen en protagonista del coloso: el meta alemán repelió un mano a mano a Enrich tras el pase, espléndido, de Juncà -minuto 3- y sacó de la cepa del poste una volea atinada de Inui después de otra llegada en transición y con centros laterales -minuto 9-.

No salió conectado el líder y lo estaba pagando. El 4-4-2 ardiente de Mendilíbar ganaba la partida ante un conjunto local en el que sólo la banda de Semedo (de actuación destacada) y Deulofeu, amén de la creatividad apagada de Messi, asomaba como amenaza. Pero el poco apetente sistema de Valverde, con Paulinho perdido y Denis Suárez transparente, sacó oro de su indigesta puesta en escena: en su primera llegada al área -minuto 20- Semedo forzó un penalti discutido y cometido por Gálvez. Messi, ausente, abrió el marcador de indolente caminar hacia la pelota y toque sutil a las mallas. Como resumiendo la actitud de su vestuario hasta entonces.

Sólo el arte y la visión de juego del argentino, muy intermitente, dibujaba paréntesis en el plomizo desarrollo del primer acto. Nunca dejó de presionar arriba un Eibar que alcanzaba a llegar a la frontal de Stegen sin terminar de rematar, con Inui como faro lúcido. El Barça no arrinconaba con su combinación a los visitantes -demasiado lenta, con Paulinho como rémora en esta suerte- y La Pulga fue el único que forzó a la zaga visitante: con un pase que patrocinó un cara a cara entre Deulofeu y el portero vasco -anulado por inexistente fuera de juego-, a través de un latigazo dirigido a la escuadra que Dimitrovic neutralizó con una estirada de foto -tras robo de Iniesta y en el minuto 25- y con slalom a la contra que terminaban en nada por excesivo individualismo.

A 10 minutos del intermedio Deulofeu confirmó su capacidad para asociarse con el 10, casi como elemento exclusivo en ese tridente improvisado. Y fruto de su compromiso e hiperactividad nació la acción cominativa más prolongada y reconocible en Can Barça. La maniobra terminó en disparo cruzado y raso de Messi que Dimitrovic mandó a córner. Y de ese saque de esquina, lanzado por Denis Suárez, conectó Paulinho un cabezazo que sentenció el partido y alimentó su legitimidad en el verde. Con ese 2-0 se marcharían los vascos, castigados de forma severa a pesar de haber jugado con notable rendimiento (tiraron seis veces por cuatro intentos locales). La crueldad propia de la pegada dictaba su mandato.

Y los de Mendilíbar no levantarían el vuelo. Ni mucho menos. En la reanudación mantuvo el Barça su energía y circulación cansinas y el Eibar su posicionamiento adelantado, pero sin mordiente. Así, la posesión fue azulgrana y, en consecuencia, las ocasiones se multiplicarían. Y en un paisaje de desplome de la tensión competitiva del púgil menos dotado la calidad campa a sus anchas. Antes del minuto 65 Messi sellaría un hat-trick, Denis Suárez se anotaría un tanto a su estadística y Enrich sumaría el gol de la honra del abatido conjunto eibarrés.

El argentino provocó el tercer gol del duelo al cazar un gesto técnico sublime de Paulinho -dejó pasar una pelota, lanzando la contra definitiva-, aglutinar a los tres zagueros apurados y chutar para que Suárez engatillara el rechace de Dimitrovic; marcaría el cuarto de suave toque, desde la frontal y ajustado a la madera; y redondearía un clínic, paseando, con un cambio de ritmo, en transición, que desequilibró a varios marcadores y batió al meta con más fe que clase. Corría el minuto 62 y los espacios a la espalda de la presión desprovista de convicción vasca favoreció la bacanal goleadora que zanjó la trama.

Valverde y Mendilíbar accionaron las rotaciones y el reparto de los descansos con prontitud. A partir de 63 Iniesta, Busquets y Deulofeu dejaron sus escaños a Sergi Roberto, Rakitic y Aleix Vidal; y Peña, Charles y Rivera entrarían por Capa -gris-, Enrich y Dani García. Y el desenlace del enfrentamiento sobrevendría como se había ejecutado el fútbol: con lentitud y casi por el natural declinar del tiempo. Los armeros se volvieron a casa derrotados, impotentes (dos lanzamientos al poste) y doloridos, pues empezaron con gallardía, jugando de tú a tú al vigente campeón de Copa y abandonaron el verde agujereados a pesar de haberse enfrentado a una de las versiones más autocomplacientes y apagadas del favorito. Al puntero volvió a bastarle colgarse de los fogonazos de Messi (este martes sumó su gol 302 en el coliseo barcelonés) para mantener el cinco de cinco liguero desde agosto. El 10 clausuraría su cuenta con otro acelerón a la contra que culminó con su póquer -9 goles en cinco jornadas-.

- Ficha técnica:

6 - FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Mascherano, Piqué, Digne; Busquets (Rakitic, min. 65), Paulinho, Iniesta (Sergi Roberto, min.63); Denis Suárez, Messi y Deulofeu (Aleix Vidal, min.75).

1 - Eibar: Dmitrovic; Arbilla, Oliveira, Gálvez, Juncà; Capa (Peña, min. 65), Escalante, Dani García (Rivera, min. 77), Inui, Jordán; y Enrich (Charles, min. 72).

Goles: 1-0, min. 20: Messi, de penalti. 2-0, min.38: Paulinho. 3-0, min. 53: Denis. 3-1, min.57: Sergi Enrich. 4-1, min. 59: Messi. 5-1, min. 62: Messi. 6-1, min.87: Messi.

Árbitro: Hernández Hernández (C. Canario). Mostró cartulina amarilla a Capa (min. 10) y a Gálvez (min.80).

Incidencias: 51.645 espectadores en partido de la quinta jornada de la Liga Santander disputado en el Camp Nou.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios