www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 6: ALAVÉS 1 REAL MADRID 2

Ceballos saca al Real Madrid del hoyo ante el Alavés | 1-2
Ampliar

Ceballos saca al Real Madrid del hoyo ante el Alavés | 1-2

Los merengues siguen sin rematar los partidos. Por Diego García

El Real Madrid se ha generado una situación de urgencia con precocidad, pero esa tesitura de siete puntos por debajo del Barcelona -en cinco partidos- no ha mermado la filosofía del reparto radical de descansos sobre la que Zidane basa su planificación. En Mendizorroza, ante un Alavés igual de necesitado de oxígeno, el técnico galo sacó del once a Luka Modric y a Gareth Bale. Con Marcelo y Theo lesionados, Nacho fue lateral zurdo y el sistema varió a un 4-5-1 en el que Lucas Vázquez salió como extremo, Dani Ceballos e Isco flanquearon a Casemiro y Asensio fluctuó en la mediapunta. La visita a Dortmund del miércoles argumentaba la decisión riesgosa.

El Alavés, con el técnico interino Javier Cabello, repetiría el once que cayó en Coruña pero que mostró una mejora en la consistencia de su ejecución. Y los locales pautaron un ritmo acelerado en los primeros compases, con la defensa replegada y la voluntad de lucir verticalidad a las primeras de cambio. Así, con el gigante no del todo metido en el partido desde el prisma de la concentración táctica, Navas se vería inquietado en un par de balones a la espalda de Ramos. Debía activarse el bloque merengue y trató de hacerlo intensificando su posesión en cancha ajena, en base a la acumulación de mediapuntas.

Y, cuando se multiplicaban las ayudas de todos los obreros vitorianos y se competía en 30 metros, la apuesta del preparador galo por la calidad -colocó a Casemiro como único ancla en la medular, arriesgando en cada pérdida ante la transición local- hizo caja. Fue en el minuto 10, en la primera llegada, coral, elaborada, y en el primer tiro a portería visitante. Asensio desbordaría hasta línea de fondo y cedería a la llegada, desde la frontal, de Ceballos. El andaluz estrenaría titularidad con una finta trompicada y un disparo raso, delicado, a la cepa del poste. El ex referente bético remarcó el gobierno del talento sobre el orden en este duelo.

No le cambió el rictus guerrero, de trinchera agresiva y rigurosa, a un conjunto vasco que seguía inquietando a la zaga capitalina cuando alcanzaban a volar tras la sombra de los flancos de Casemiro. Además, con el gol aflojó el Madrid la intermitente velocidad combinativa, facilitando la labor defensiva de un oponente que aparentaba manejar la paciencia como una de sus virtudes y no se empujaba en pos el urgido empate para no desequilibrarse y perder los tres puntos con celeridad. En el entretanto, Ronaldo sólo corroboró su presencia en el verde, como delantero centro, con dos lanzamientos de falta infructuosos -minuto 20-. La gestión de la ventaja visitante pasaba por la horizontalidad y la pausa.

En torno a la media hora el Madrid dictaba el tempo y el Alavés luchaba contra su falta de autoestima. Los locales, últimos con cero puntos, ningún gol a favor y ocho en contra, no conectaban con la clase de Burgui o Medrán y la velocidad de Ibai, y sólo el balón largo e inalcanzable hacia Munir era su argucia de desahogo. Con la comodidad que le brindaba un rival de colmillos cercenados, el vigente campeón de Liga creció, sin llegar a brillar ni mejorar las sensaciones. Un remate cercano al primer poste de Lucas Vázquez, un testarazo desviado de Ronaldo, otro remate de Nacho que hizo volar a Pacheco y un chut centrado Ceballos concretaron la ráfaga de ocasiones construida más por el decantar de la dinámica que por la brillantez creativa del favorito.

Una falta lanzada a puerta desde larga distancia por Ibai, que Navas detuvo, constituyó el primer tiro entre palos del Alavés -minuto 32- y un islote en la lógica del enfrentamiento. El consiguiente cabezazo a las nubes de Ely, en jugada de pizarra, avanzó una reacción vitoriana que no arribaría en lo mental pero sí en los estadístico. Isco había reclamado las riendas del envite y el trabajo en la recuperación de todos los jóvenes artistas que puso en liza Zidane surtiría efecto para redondear una superioridad notoria. Pero este curso, en Liga, el Madrid no dispone de certezas, y en el 40 Burgui enlazó con Munir en la primera contra clara para que el canterano del Barça pusiera un centro idílico que Manu García transformó en el 1-1, de imponente cabezazo.

En la siguiente acción, un centro lateral de Carvajal hacia Ronaldo provocó un fallo en el despeje de la zaga vasca que Ceballos amortizó para firmar su doblete particular -minuto 43-. Esta subida de telón del ejercicio 2017-18 es, para los de Chamartín, una prologada montaña rusa y la visita a Vitoria no escaparía de esa inercia enfangada. Y con la competitividad vasca reforzada, ante su primer gol de la temporada, el Alavés saldría de vestuarios, en la reanudación, con Alexis en el césped -en sustitución de Vigaray- y una apuesta más ofensiva por parte de los de Cabello.

Ely cabecearía a las manos de Navas tras la elaboración inicial, evidenciando una mayor querencia por proponer juego, pero en la contra inmediata se desencadenó un 3 para 2 conducido por Isco y rematada por Ronaldo cerca de la madera -minuto 47-. Pero la apertura del segundo acto era el tramo elegido para subir metros y asaltar el cielo. Adelantó líneas el dibujo babazorro, con mucha mayor presencia en campo capitalino, que abrazaría la transición y rozó la sentencia, de nuevo a tiro ajustado de Ronaldo -minuto 53-. La apuesta local era valiente pero ofrecía hectáreas para un Madrid a placer como contragolpeador. E Isco perdonó un mano a mano con Pacheco -a pase largo de Varane- instantes después.

Al tiempo que se disparaba la influencia de Ibai y Medrán en favor de la idea, más protagónica, de su técnico los pupilos de Zidane pugnaban por alternar una mayor posesión con estirones en vuelo. Entró el duelo en un impás, en el minuto 60, en que el desgobierno volvió a contaminar la fluidez hasta negar el foco a las áreas y establecer una guerra de guerrillas en el centro del campo. Y Ronaldo volvió a paladear su primer gol en el campeonato doméstico español sin llevárselo a la boca, con un recorte sensacional y un latigazo que repelió el poste -minuto 62-. Isco la enviaría por encima del larguero en otra oleada que pareció refrescar la amenaza visitante y acomplejar a los locales. Cabello reaccionó sentando a un Burgui vaciado por Pedraza, sosteniendo la directriz, y es que el reaultado estaba abierto. Y el recién entrado recogería un rechace de un saque de falta para lanzar al travesaño -minuto 70-.

A falta de 20 minutos la escasez de remate madridista penalizaba a un escuadrón en ventaja que sospechaba correr una suerte parecida a jornadas precedentes. Dominaba el cuero pero no remataba. Por eso Zidane sentó a Ceballos -cumplidor- y amarró el equilibrio de su planteamiento con Llorente. Ramos falló lo infallable tras un fallo de Pacheco a centro de Isco -que había efectuado un control que fue cima del partido-. Y en el siguiente avance Pedraza se llevó el cuero ante lo hierático de la zaga capitalina y remató al poste ante la salida de emergencia de Navas -minuto 76-. Los fantasmas de la inconsistencia, personificados en septiembre en Valencia, Levante y Betis, revoloteaban sobre el campeón de Europa, ya sin maquillaje.

Sobrinó entró en la fórmula ofensiva de un Alavés que moriría presionando arriba -minuto 80-. El desenlace acogería dos estiradas providenciales de Pacheco ante los disparos rasos de Lucas Vázquez y Ronaldo, como escenificación del giro cosechado por Zidane: con Llorente y Casemiro el Madrid congeló el ritmo, se hizo con la pelota y jugó en cancha ajena. Todo ello para sobrevivir a su impotencia anotadora y a sus apagones de concentración en la vigilancia de las transiciones contrincantes y volver a Concha Espina con tres puntos muy sufridos y que no permiten abrirse al optimismo. Un remate de Munir fuera y la participación postrera de Mayoral -por un Isco que descontextualizó a Asensio- clausuraron otra comprobación de la dificultad del coloso para salir a flote.

- Ficha técnica:

1 - Deportivo Alavés: Pacheco; Vigaray (Alexis, min. 46), Ely, Maripán, Rubén Duarte; Daniel Torres, Manu García; Burgui (Pedraza, min. 65), Medrán, Ibai Gómez (Sobrino, min. 81); y Munir.

2 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Nacho; Casemiro, Isco (Mayoral, min. 90), Ceballos (Marcos Llorente, min. 71) ; Marco Asensio, Lucas Vázquez y Cristiano Ronaldo.

Goles: 0-1, m.10: Ceballos. 1-1, m.39: Manu García. 1-2, min.42: Ceballos.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro). Amonestó con tarjeta amarilla por el Alavés a Vigaray (min. 13), Ely (min. 44), Medrán (min. 60), Manu García (min. 66) y Dani Torres (min. 86) y por el Real Madrid a Carvajal (min. 31) y Nacho (min. 88).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la sexta jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio de Mendizorroza ante 19.159 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.