www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Javier Reverte: Banderas en la niebla

domingo 24 de septiembre de 2017, 15:29h
Javier Reverte: Banderas en la niebla

Plaza y Janés. Barcelona. 2017. 426 páginas. 21,75 €. Libro electrónico: 9,49 €.

Por Daniel González Irala

El periodista y escritor de viajes Javier Martínez Reverte, tras alguna que otra inmersión bélica en novela, se atreve con la Guerra Civil Española (1936-1939) y decimos se atreve, porque desde que en 2007 Isaac Rosa publicase ¡Otra maldita novela sobre la Guerra Civil!, el asunto tiende a desdibujarse o tal vez concentrarse más en lo que aquel conflicto supuso en la memoria colectiva, debido ya no tanto a las fuentes de los historiadores (con las que Reverte trata de ser respetuoso), sino a la ficcionalización en forma de protesta novelesca. Por otro lado, la novela tiene el impulso relajado de la reflexión ante unos hechos atroces, pero en ella a pesar del tono de crónica, no se llega a asumir el riesgo del reporterismo más que desde una mirada al pasado.

En este sentido, debe no sólo a historiadores, sino a periodistas (sospecho que antes no se llamaban ni así) su visión sobre este episodio protagonizado en su esencia por dos hombres tan dispares ideológicamente (y también algo maniqueamente) como José García Carranza, torero mediocre y de bragueta oriundo del pueblo sevillano de La Algaba, y John Cornford, miembro postrero de las brigadas internacionales republicanas formadas a través del Partido Comunista francés, al que se nos presenta como cercano al grupo de Bloomsbury y conocedor de, entre otras figuras, la de Virginia Woolf.

El arranque del texto y no así su resolución resulta portentoso al mostrar al Algabeño en uno de sus días más gloriosos como torero (luego El Cossío lo pondría en su lugar) en el círculo de grandes de la cultura sevillana como Sánchez Mejías; esta primera crónica o semblanza del personaje cautiva a propios y extraños como también lo hace el segundo capítulo referido al futuro poeta épico inglés, al que se trata de dar más importancia (lo que a la postre quita humanidad a ambos) en las descripciones de los sucesivos sitios o territorios donde, desde el continente africano (bien conocido también por Reverte a través de sus crónicas) u otras partes de España, por tierra y aire, las comitivas del Ejército bombardeaban los territorios que se imponía que fuesen de un bando u otro.

Entre las mujeres que son conquistadas por el falangista José hay una aristócrata a la que deja embarazada sin necesidad de tener que preocuparse del bebé que engendra, en palabras de ella. Este acontecimiento marcará su carácter, convirtiéndolo para la Historia en un cobarde, a pesar de que siguiera toreando y cumpliendo su labor militar. Esta reflexión que a posteriori hacemos, Reverte no la da mascadita, pero sí hace pensar en ello. Por otro lado, está Margot, que oficia de infiltrada para Cornford, personaje del que se da menos información y que explícitamente tampoco arruina la vida de nadie.

Novela por tanto de personajes y también de lugares en la que Sevilla aparece en primer lugar con la breve estancia allí (diluida quizás en demasiadas páginas) de Queipo de Llano, para trasladar físicamente la acción a comarcas de Aragón, Extremadura o Jaén. Tiene la virtud, como otras tantas, de huir de falsos heroísmos, simplismos o excentricidades y supone una rigurosa crónica o historia real donde la épica puede volverse del lado que se quiera, según convenga.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios