www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TERCERA PARTE DE LA SAGA DE LOS PILARES DE LA TIERRA

Ken Follet presenta Una columna de fuego: "Me agobia el ascenso del nacionalismo"

martes 03 de octubre de 2017, 14:03h
El escritor narra una historia de espías ambientada en el siglo XVI coincidiendo con el advenimiento del protestantismo en Inglaterra.
Ken Follet durante la presentación de 'Una columna de fuego' este martes en Madrid
Ampliar
Ken Follet durante la presentación de 'Una columna de fuego' este martes en Madrid (Foto: Juan Pablo Tejedor )

Los seis millones de ejemplares vendidos en España por Ken Follet de Los pilares de la tierra convierten al escritor británico en el autor más leído en nuestro país. Diez años después de publicar la segunda parte de la saga, su legión de lectores celebra la publicación de la tercera parte: Una columna de fuego.

En esta ocasión, Follet traslada al lector al siglo XVI cuando los conflictos religiosos en Europa se vieron avivados por la decisión de la reina Isabel I de Inglaterra de acogerse al protestantismo, lo que hizo a su país entrar en pugna con el mundo católico.

Aquel episodio histórico “fue un hecho muy dramático”, ha dicho este martes el escritor británico durante la presentación del libro en el Teatro Infanta Isabel de Madrid, donde ha explicado que pese a que no considera que su novela sea de temática religiosa, sí cree que confronta la actitud “tiránica” que adoptaron algunos frente a la tolerante defendida por otros, “una idea por entonces muy moderna”.

En anhelo de libertad es otro de los temas que trascienden de la historia narrada por Follet, que tiene por escenario no sólo la ciudad fictica de Kingsbridge, sino también París, Amberes o Sevilla. España, además, está presente en la trama a través de Felipe II, la Armada Invencible y la manufactura de armas sevillana. “La libertad es inusual en la humanidad; es algo excepcional”, sostiene el escritor al tiempo que subraya que “nadie debe morir por sus creencias”.

Ese convencimiento en sus afirmaciones lo mantiene cuando le toca responder a cuestiones de actualidad como el nacionalismo, que considera una ideología “obsoleta” y cuyo ascenso le “agobia”, o el brexit, que considera una “muy mala idea” pues el futuro pasa por la “integración”, también en alusión al conflicto en Cataluña. "En 20 años los británicos caerán en que es la peor decisión que han tomado", matiza.

En Una columna de fuego narra, además, cómo surgió el primer sistema de espionaje de Inglaterra bajo el reinado de Isabel I. Precisamente el espionaje ha sido uno de los temas que más le han interesado al autor, quien se confiesa un ávido lector de las historias de James Bond narradas por Ian Fleming.

En el transcurso de la historia, sostiene Follet, los espías han cambiado el curso de los acontecimientos. Ahora cree que también son capaces de hacerlo. Y cita dos ejemplos: la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses o la muerte de Salvador Allende.

Pero, para el autor británico, es más fácil escribir sobre el pasado que sobre el presente. Cree, así, que sólo el paso del tiempo permite narrar con propiedad, como prueba la cantidad de respuestas que halla el escritor en compatriotas como Shakespeare, quien “siempre ayuda a cualquiera que quiera escribir sobre la vida cotidiana del siglo XVI”. Sin esa perspectiva histórica, no sería posible.

La tarea de escribir las 934 páginas de Una columna de fuego ha sido compaginada con el autor con sus ensayos y esporádicas actuaciones con su banda de blues, así como con su coqueteo con la televisión, donde ha participado de forma testimonial en dos miniseries que han adaptado sus novelas. Si esta tercera parte de la trilogía llega al cine o se convierte “en una serie de 12 capítulos”, fantasea, le gustaría interpretar al jefe de los espías, Francis Walsingham.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.