www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

"NO QUEREMOS REALIZAR UNA ACTIVIDAD AUTONÓMICA"

La CUP: si hay 155, habrá independencia

La diputada de la CUP, Anna Gabriel comparece hoy en el Parlament tras la intervención del president, Carles Puigdemont.
Ampliar
La diputada de la CUP, Anna Gabriel comparece hoy en el Parlament tras la intervención del president, Carles Puigdemont. (Foto: EFE)
martes 10 de octubre de 2017, 20:23h
Suspende su actividad parlamentaria en protesta por la actitud del Govern.

El portavoz del secretariado nacional de la CUP, Quim Arrufat, ha anunciado este martes que propondrá al Consejo Político de su formación suspender la actividad de sus diputados mientras la declaración de independencia esté suspendida, y ha asegurado que la confianza en el Govern "ha quedado tocada". Este miércoles, la diputada de la CUP Eulàlia Regunat ha asegurado que si el Consejo de Ministros aprueba los mecanismos para aplicar el artículo 155 de la Constitución, "inmediatamente" se pondrá en marcha el procedimiento para construir "la república de Cataluña".

Quim Arrufat ha advertido que, al no haber sido declarada formalmente la independencia y haber quedada suspendida, su confianza en el Govern de JxSí "ha quedado tocada", y ha pedido que la suspensión tenga un "límite" que ha propuesto sea de un mes. Arrufat ha expresado, en una rueda de prensa, la "decepción" y el "desconcierto" que ha sentido su formación "y mucha gente de Cataluña" por el desarrollo del pleno del Parlament realizado hoy. "Hemos vivido una jornada paradójica, -ha subrayado- porque veníamos a proclamar la república y, quién la ha proclamado es (el presidente del Gobierno español) Marino Rajoy".

"No ha sido el pleno en el que habíamos trabajado con el Govern y con JxSí y que entendíamos que correspondía después del referéndum y de la huelga general del 3 de octubre, pero una hora antes del pleno se han cambiado todos los guiones", según el portavoz del secretariado nacional de la CUP.

En desacuerdo con lo sucedido, y ante una posible tentación de JxSí de prolongar la legislatura sin haberse producido una declaración de independencia efectiva, Arrufat ha anunciado que trasladará al Consejo Político de la CUP que apruebe "la suspensión de la actividad parlamentaria ordinaria" por parte de su formación.

"Veníamos a hacer el referéndum y a proclamar la república, por lo que no queremos volver a realizar una actividad autonómica en este Parlament", ha explicado Arrufat, que ha puntualizado, sin embargo, que la CUP intentará que "la legislatura no acabe sin aplicar los resultados del referéndum".

"No ha sido el pleno en el que habíamos trabajado con el Govern y con JxSí y que entendíamos que correspondía después del referéndum y de la huelga general del 3 de octubre", según el portavoz del secretariado nacional de la CUP.

Cambios en el guión

"Una hora antes del pleno se han cambiado todos los guiones -ha explicado- y Puigdemont nos ha dicho que la presión internacional y las ofertas de mediación hacían necesario no declarar la república catalana, ofrecer un diálogo y suspender los efectos de la declaración, pero esta posición no es compartida, nosotros no la avalamos".

Según Arrufat, "siendo partidarios de la mediación, creemos que hoy tocaba declarar la independencia en cumplimiento de la ley del referéndum, porque es el único instrumento para negociar de igual a igual y defendernos de un Estado que está dispuesto a vulnerar sistemáticamente nuestros derechos y libertades".

La CUP aceptaba que JxSí contemplase "un tiempo para aplicar la declaración, pero no suspenderla sin declarar", y esto ha llevado a que "la cadena de confianza haya quedado tocada, no rota pero sí tocada".

"No hemos podido alterar la postura del Govern, del PDeCAT y de ERC, que entendían que debía prevalecer el criterio de Puigdemont de no proclamar nada", ha lamentado Quim Arrufat.

En este contexto, lo que pide ahora la CUP es que "se establezca un límite de tiempo" en el que la declaración quede suspendida, pero también que "se de valor jurídico a la declaración firmada hoy por todos los diputados independentistas" votándola en el Parlament.

"Estamos haciendo el ridículo"

La formación independentista y anticapitalista catalana que ejerce como muleta del proyecto secesionista liderado por la Generalidad ha evidenciado, de manea explícita, su confrontación con el giro a la moderación que finalmente ha ejecutado Carles Puigdemont. Si la declaración del presidente del Govern se retrasó una hora por la discusión que mantuvo con la CUP, los radicales separatistas han desarrollado una protesta silenciosa en el Parlament y han demostrado su enfado por diversas vías minutos después de la comparecencia del máximo mandatario autonómico.

La comparecencia de Puigdemont en la que declaraba y suspendía la independencia catalana en busca de un diálogo encontró la ovación de toda la bancada secesionista menos de la CUP. Los miembros de esa formación se mantuvieron en silencio. Su enfado era notorio. Había reclamado desde el 1-O que la Declaración Unilateral de Independencia era la única actuación concebilbe para este martes y el jefe del Ejecutivo que apoyan les ha fallado.

"Estamos haciendo el ridículo" ha declarado una dirigente del partido separatista en los pasillos del Parlament antes de la entrada del president al hemiciclo. Los diputados de la CUP, que han llegado los últimos al hemiciclo y con caras de desagrado tras el retraso de una hora en el comienzo del pleno, han añadido en Twitter una frase pronunciada por el cantante Ovidi Montllor: "El canto ganará a la tristeza y la esperanza se habrá hecho grande, por todas partes parirá, ¡libertad! Bienvenida República. Ganaremos".

El descontento que ha verbalizado de forma escueta dentro de la Asamblea catalana se ha tornado en beligerante si se atiende a la sección juvenil del parftido, que se encuentra liderando una concentración independentista en el barcelonés paseo de San Joan.

"Que la prudencia no nos convierta en traidores", han publicado en su cuenta de Twitter antes de que se iniciara el Pleno. Después del discurso de Puigdemont, sin embargo, han volcado su enfado en ese cauce digital. "En el Paseo de Sant Joan se respira rabia e indignación. Miles de personas heridas, para eso? No teneis vergüenza # @JuntsPelSi", han publicado desde una agrupación juvenil independentista Arran que ha proclamado que "estamos asistiendo a una traición inadmisible".

La batalla en el seno de las fuerzas secesionistas ha explotado este martes tras días de presión por parte de la CUP hacia la Generalidad. El riesgo que temían los acólitos del proceso independentista ha llegado: la división y fractura entre las posiciones más moderadas y las más radicales de esa coalición antinautra se ha desatado en el que presumían como el día grande de la hoja de ruta catalanista.

Anna Gabriel ha sido la encargada de ofrecer el posicionamiento de la CUP tras el discurso de Puigdemont. La diputada compareció ante los medios para manifestar que este martes "se ha perdido una ocasión" para proclamar el nacimiento de una república catalana que ponía fin al "régimen del 78" en Cataluña.

"Nos hubiera gustado un referéndum como el de Québec o Escocia en lugar de tener que hacerlo bajo una ocupación judicial y policial", pero ha reiterado la urgencia por proclamar la independencia "para recuperar los derechos y que se deje de asaltar las instituciones democráticas". "Pero no ha llegado como queríamos -ha lamentado-, y por esto hemos tenido que improvisar otra intervención". "No podemos callar ante hechos suspendidos, porque los resultados del referéndum provocan unos efectos y hemos llegado al Parlament con el apoyo de la gente que quiere construir un nuevo país", ha explicado.

"Nosotros no podemos suspender los efectos de nada, y de hecho nos dicen que vamos a una negociación y mediación, pero ¿con quién, con un Estado que sigue amenazando y desplegando fuerzas policiales y militares, que atiza la violencia de la extrema derecha?", ha expuesto para, a continuación, argumentar que "nos encantaría hablar de mediación y diálogo si el Estado abandona la línea de amenazas y suspensiones y emprende un camino de negociación ante un conflicto político". "En consecuencia, mantenemos el objetivo, y no tenemos una moral de derrota, sino al contrario, reafirmamos nuestro compromiso de romper el candado del 78 y de un sistema institucional heredado del franquismo", ha sentenciado.

Ya ha concluido su alocución resaltando que "hemos venido a hacer una república abierta al mundo, que quizás les da miedo a los poderosos pero que al resto de ciudadanos les llena de esperanza y ni nosotros ni mucha gente pensamos renunciar, no hay derrota que valga, empezamos una etapa de lucha, no podemos suspender lo que han expresado más de dos millones de personas".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Reacción de la CUP: "Estamos haciendo el ridículo" y "rabia"

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    6476 | Paolo - 10/10/2017 @ 22:00:40 (GMT+1)
    Señores de la Cup, es que sois ridículos... Os recuerdo ( y lo recuerdo también al "president") que aunque censados seáis 5,5 mil., en Catalunya viven 7,523 mi. y que ni 2, ni 3 se acercan al 50%. Sois unos irresponsables a haber mentido y manipulado la gente... Hace años que se sabe que Europa no hubiera respaldado vuestra locura, así el fondo monetario europeo y nisiquiéra las empresas catalana que ya en verano 2015 reunidos habían avisados rotundamente que no estaban de acuerdo con la independencia... Verguenza! Estáis hundiendo a vuestra misma tierra. Verguenza!
    6473 | Luis María Bianchi - 10/10/2017 @ 20:31:02 (GMT+1)
    No se preocupen, el estar haciendo el ridículo es lo vuestro, en cuanto a la rabia será cuestión de aguantarse´todo pasa con el tiempo

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.