www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ELECCIONES AUTRÍACAS

Las elecciones en Austria podrían abrir paso a la ultraderecha

Las elecciones en Austria podrían abrir paso a la ultraderecha
Ampliar
(Foto: Efe)
EL IMPARCIAL/Efe
domingo 15 de octubre de 2017, 10:53h
La proyecciones entregan la victoria al conservador Kurz, con el 30% de los votos.
Los comicios austríacos podrían abrir las puertas a la oposición ultranacionalista. Austria elige este domingo a un nuevo Parlamento después de que la coalición entre socialdemócratas y democristianos haya fracasado.

En estas elecciones adelantadas, como en cualquier otra votación, los sondeos han ido variando, mientras que hace pocos meses el Partido Liberal (FPÖ) de Heinz-Christian Strache, de extrema derecha y euroescéptico, lideraba la intención de voto en todas las encuestas, el ministro de Exteriores, el conservador Sebastian Kurz, lo desplazó rápidamente al segundo lugar tras asumir las riendas del democristiano Partido Popular (ÖVP), declarar el fin de la alianza con los socialdemócratas del canciller federal, Christian Kern, y convocar elecciones legislativas anticipadas.

Aunque Strache y Kurz defienden duras políticas migratorias, el discurso xenófobo del primero no ha podido hacer frente a las medidas restrictivas contra la inmigración de Kurz.

A sus 31 años, Kurz ha dado un giro drástico hacia la derecha, ha reformado el ÖVP, presentándolo como un movimiento nuevo, distanciado del estilo de sus antecesores aunque con el pleno apoyo de las poderosas figuras de esta formación. Kurz es, con el 33% en la intención del voto, el favorito de los sondeos, seguido a distancia de sus dos grandes rivales, Strache y Kern, que se disputan el segundo puesto con entre el 25-27%.

"El éxito de Kurz es el de una estrategia basada en la creación de una versión descafeinada del FPÖ", resume para Efe Anton Pelinka, decano de los analistas políticos en Austria. Tanto es así, que en uno de los debates televisados esta semana, Strache y Kurz compitieron por quién de los dos mantiene mejores relaciones con el controvertido primer ministro húngaro, el conservador Viktor Orbán, en una confrontación que por lo demás ha dejado claro que no tendrían problemas en gobernar juntos.

Strache, por su parte, se ha esforzado por alejarse del tono filonazi de su partido, fundado por antiguos nacionalsocialistas, y en las últimas semanas cambió su retórica furiosa contra la clase política por un discurso más moderado, claramente con el deseo de dar una imagen más apropiada para un estadista.

Parte de su estrategia para atraer votos es advertir del riesgo de una nueva edición de la sempiterna coalición del populares y socialdemócratas, consciente de que la población está cansada de los constantes desencuentros de esos dos tradicionales partidos que han dominado la escena política de Austria desde 1945. Pero todo parece indicar que la llamada "gran coalición" ha perdido mucho del apoyo de la población y los observadores políticos estiman poco probable su reedición.

Las relaciones entre el SPÖ y el ÖVP se han deteriorado aún más durante una "sucia" campaña electoral salpicada de escándalos, con informaciones falsas en Internet y acusaciones mutuas de espionaje. Así, existe una posibilidad real de que la extrema derecha integre un futuro gobierno liderado por Kurz.

Los más de 6,4 millones de ciudadanos convocados a las urnas para elegir a los 183 diputados del Parlamento pueden optar por un total de diez partidos, aunque las encuestas ven solo seis con posibilidad de superar el umbral del 4% necesario para entrar en la Cámara. Se trata -además de los socialdemócratas, populares y ultranacionalistas- de la formación liberal Neos, la ecologista Los Verdes y la izquierdista Lista Pilz, escindida de la anterior, con intenciones de voto entre el 5-7 % cada uno.

Aunque la hora de apertura y cierre de los colegios electorales no es igual en todo el país, las urnas, que en su mayoría abren a las 07.00 hora local (05.00 GMT), quedarán selladas a más tardar a las 17.00 (15.00 GMT) en todos los centros electorales. Inmediatamente después, la emisora pública ORF dará a conocer unas estimaciones basadas en sondeos a pie de urna, mientras que el resultado provisional del escrutinio oficial se espera hacia las 20.30 hora local (18.30 GMT). Si fuera muy ajustado, habrá que esperar a la publicación del recuento de los votos por correo el próximo jueves para conocer la votación definitiva.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios