www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Joaquín Leguina y Rubén Buren: Os salvaré la vida

domingo 15 de octubre de 2017, 18:31h
Joaquín Leguina y Rubén Buren: Os salvaré la vida

Premio de Novela Histórica Alfonso X El Sabio. Espasa. Barcelona, 2017. 349 páginas. 19,90 €. Libro electrónico: 12,99 €.

Por Jorge Pato García

En España la herida que generó la Guerra Civil sigue abierta y sin cicatrizar, en parte porque algunos de los hechos terribles que durante la misma acontecieron son difíciles de olvidar y también en parte por el empeño de muchos que no conocieron los horrores de la contienda pero que siguen empeñados en sacar algún tipo de rédito personal, político o ideológico, basándose en la división de los españoles en un conflicto que nunca debió producirse y que habría de estar superado totalmente.

Por desgracia desde diversas manifestaciones artísticas se ha favorecido este intento de que sea una marca indeleble aquello de las dos Españas. El cine, la televisión, la pintura e incluso la literatura han sido torticeramente manipuladas de tal manera que siempre se ha abordado desde una misma perspectiva el conflicto civil español, aquella que busca favorecer la división social.

En esta ocasión, por suerte, Joaquín Leguina y Rubén Buren han decidido poner en valor la figura de un personaje de gran trascendencia pero como siempre suele ocurrir en España muy olvidado. Se trata de Melchor Rodríguez, que ha pasado a la historia como “El ángel rojo”. Alguno podría pensar que un expolítico de tradición socialista como Leguina no es la persona más indicada para hablar de una figura con este apodo, pero no es precisamente él uno de esos que busca la división, la confrontación o el resurgimiento del odio entre iguales. Al contrario, Joaquín Leguina se ha caracterizado por ser una persona sensata y cabal con independencia de su ideología política.

En este libro, que noveliza hechos reales, vamos a encontrar la justificación del apodo de Melchor Rodríguez, una persona que tuvo bien claro, a pesar de las difíciles circunstancias que le tocó vivir, que la justicia debe prevalecer sobre los arrebatos de ira y odio que pueden surgir en ciertos momentos de tensión.

A pesar de su ideología anarquista y de su afiliación a la UGT, desde el principio que llegó a la vida laboral, a pesar de haber sido nombrado director de prisiones por el Gobierno de la II República, gracias a su intervención salvaron la vida muchas personas que no eran afines al régimen republicano o incluso militantes de la ideología más opuesta como eran los falangistas. Melchor Rodríguez, aunque estuvo en el cargo de director de prisiones únicamente durante tres meses, puso freno a las terribles sacas de presos de las cárceles de Madrid, que terminaban en las fosas comunes de Paracuellos del Jarama, algo que le costó el enfrentamiento directo con Santiago Carrillo, promotor, defensor y valedor de estas ejecuciones sumarias.

Además del enorme cambio que dio al sistema penitenciario en esos años tan delicados, ayudó constantemente a personas de credo contrario al suyo y al del Gobierno. Dio cobijo a multitud de personas y familias que veían amenazada su vida, les facilitó la huida y hasta mediante falsificación de documentos, les encaminó al exilio alejándoles del punto de mira de aquellos que pretendían ser sus verdugos.

A Melchor Rodríguez se le atribuye la frase “se puede morir por las ideas, pero nunca matar por ellas”. Por esto y por su trayectoria merece la pena adentrarse en las páginas de Os salvaré la vida. Como se repite constantemente con otras figuras destacadas del discurrir histórico de nuestro país, en cualquier otra nación contaría ya con innumerables libros, incluso películas, alguien que salvó tantísimas vidas en un periodo tan complicado de nuestra historia reciente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.